jueves, 26 de mayo de 2011

Charla sobre los clubes de lectura en la FLS

Ayer estuve una vez más en la Feria del Libro de Sevilla. Se celebraba un encuentro de clubes de lectura de Sevilla -pertenezco a un club de lectura y a un taller de escritura en la Biblioteca Infanta Elena- y la ponente de la charla que tuvo lugar en la carpa fue Blanca Calvo, directora de la Biblioteca de Guadalajara y pionera de los clubes de lectura en España.

La charla resultó muy interesante, Blanca es una persona con una experiencia descomunal y sabe transmitir cuánto le gusta lo que hace. Contó muchas anécdotas y hubo tiempo para la participación del público asistente. Habló de los comienzos de los clubes de lectura en España, allá por los años ochenta, y defendió que sirven para mucho más que para leer.

Estoy de acuerdo con ella. Los clubes de lectura -y los de escritura, lo digo por experiencia, aunque ese es otro tema- no sólo deben estar orientados a leer un libro común para ser comentado en las reuniones. Bien organizado, un club de lectura puede servir para mucho más. Para empezar, para aprender de los demás. Hoy en día hay mucha gente que cree que lo sabe todo o que se limita a buscar en internet la información que le hace falta. Se ha perdido en parte la charla, la tertulia cara a cara, el exponer cada uno sus puntos de vista, algo enriquecedor siempre. Una obra puede dar lugar a mil interpretaciones y siempre hay detalles que a uno se le escapan y que salen a la luz gracias a la puesta en común del texto.

Hay clubes de lectura que organizan incluso viajes a los lugares donde se desarrolla la obra leída, otros cuentan con la presencia de los propios autores -qué lujo- y los hay que hasta celebran fiestas al final del curso. Porque, no nos engañemos, otra de las funciones importantes de un club de lectura es la socialización. Como apuntó Blanca durante la charla, un club de lectura mezcla una actividad solitaria -la lectura individual de la obra- con otra actividad en grupo -la reunión donde se pone en común la opinión de cada uno sobre lo leído- y eso es algo que atrae a mucha gente, de ahí el gran número de clubes de lectura repartidos por toda la geografía nacional.

Fue una charla amena e instructiva de una persona con una experiencia enorme que sabe de lo que habla. Y eso siempre es de agradecer.

No hay comentarios: