martes, 18 de octubre de 2011

Antes de diagnosticarte a ti mismo depresión o baja autoestima, asegúrate de que no estás, de hecho, simplemente rodeado de gilipollas.

No hay comentarios: