lunes, 10 de octubre de 2011

"Entre los riesgos que corre el planeta, está el de la desesperanza. Uno se puede sentir tentado de decirse: "Es demasiado tarde, la hemos liado, ya no hay nada que hacer, estamos perdidos". Sin embargo, hemos conocido un sinfín de problemas que han podido superarse, no hay razón para que lo que hoy parece probablemente perdido no pueda ser probablemente salvado".
Stéphane Hessel, ¡Comprometéos! Ed. Destino, 2011.

2 comentarios:

Argax dijo...

Aquí hay una clave muy importante, hasta hoy la apatía era un valor en alza fomentado por los grupos que se repartían el pastel, esa apatía está desapareciendo.
El hombre tiene entre sus inclinaciones naturales la capacidad de cambiar y crear. Ahora a demostrarlo!

Ismael dijo...

El hombre es un ser racional hasta cierto punto, en realidad somos muy cortitos y durante un tiempo hemos sido de los del "dame pan y dime tonto". Como las cosas no iban mal, todos p´alante.
Se pinchó la pelota y ahora protestamos, pero en realidad lo que vivimos durante años no fue más que un espejismo.
Al menos, y no es poco, el hundimiento del barco está sirviendo para que la gente aprenda a nadar.
Como bien dices, es hora de demostrar que tenemos capacidad para cambiar las cosas y crear.