viernes, 16 de marzo de 2012

Destino: Kingston upon Hull (U.K.)

De vez en cuando me gusta visitar algún país civilizado y salir de este de mierda que tenemos. Mañana salgo de viaje al Reino Unido. Un país que, con sus más y sus menos, sus virtudes y defectos, creo que está a años luz del nuestro en muchos aspectos.

Voy a visitar a mi hermano, emigrante que tuvo que irse de aquí porque trabajaba mucho y pasó de cobrar poco a no cobrar. Allí trabaja mucho y lo gana bien, creo que es un trato justo. Pero para ello tuvo que salir escopeteado de este país cada día más lamentable llamado España.

Mi intención es desconectar por completo. Por eso llevo un tiempo sin escribir aquí -preparando el viaje- y es posible que en los próximos días no escriba una sola línea en este blog. No dejaré de escribir, eso nunca, pero no sé si me apetecerá ponerlo negro sobre blanco aquí. Al fin y al cabo, desconectar es eso, olvidarme de la rutina de internet, trabajo y malas noticias que inundan la actualidad.
Mi hermano vive en Kingston upon Hull, o Hull a secas. Mi única referencia de aquella ciudad hasta su llegada era el equipo de fútbol local, el Hull City A.F.C. Ciudad situada en la costa Noreste de Inglaterra, en el Yorkshire, el año pasado estuve allí con mi novia y lo cierto es que nos sorprendió. Esperábamos una ciudad fea y aburrida, lluviosa a todas horas, y nos encontramos con un lugar tranquilo, acogedor, soleado -en una semana creo que sólo llovió un día-, con bastantes lugares que visitar y donde se vive bastante bien. En todas partes cuecen habas, como suele decirse, y algún día hablaré de los benefits, de las madres solteras y de la gente rara con la que nos cruzamos -todos muy educados y pacíficos, eso sí-, pero en general nos gustó bastante la ciudad.

En esta ocasión viajo solo, mi novia está estudiando y no puede acompañarme. Estaré allí unos diez días y quiero visitar los alrededores de Hull y ciudades como Manchester, Liverpool -ambas relativamente cercanas-, Lincoln -me han hablado maravillas de esa pequeña ciudad, capital del condado de Lincolnshire-... y la que espero sea la gran visita de este viaje: Edimburgo.

El año pasado visitamos York y no exagero si digo que es una de las ciudades más bonitas que he conocido. Dicen que Lincoln es como York pero en pequeñito, si es así la visita es obligada.

Hay poco más que contar. Tengo muchas ganas de llegar allí, descansar, desconectar y disfrutar. A lo mejor escribo algo en el blog desde allí pero no prometo nada. Si no, a mi vuelta escribiré sobre ello. Ahora voy a seguir preparando las cosas para el viaje...

No hay comentarios: