jueves, 7 de junio de 2012

Suerte, Éire

Mañana arranca la Eurocopa 2012 de fútbol que se disputará hasta el próximo 1 de Julio en Polonia y Ucrania. España ha quedado encuadrada en el grupo C y tendrá que enfrentarse en la primera fase a Italia, Irlanda y Croacia.

Ni que decir tiene que me gustaría que España ganara el torneo. No la veo tan fuerte como en 2008 pero tiene plantilla de sobra para ganar a cualquiera. Pero ahora voy a ser políticamente incorrecto. El jueves de la semana que viene, los de Del Bosque se enfrentarán a Irlanda. Y tengo que decir, con el corazón en la mano, que me da igual quien gane. Es más, si Irlanda tiene una mínima posibilidad de pasar de fase, algo difícil pero no imposible, no me importaría que España perdiera contra los del trébol, siempre que gane sus partidos a Italia y Croacia.

Creo que España será primera de grupo e Italia segunda, pero mi ramalazo irlandés me pide marcha y, por qué no, me gustaría que los de Trapattoni nos acompañaran a Cuartos de Final. Complicado, lo sé, pero no imposible.

La selección española es bien conocida por todos, la de Éire sólo por los irlandeses y por los que la seguimos. Y puede dar una pequeña sorpresa, por qué no. No por su forma de jugar -Giovanni Trapattoni es defensor acérrimo del "catenaccio"- sino por la efectividad que, de cuando en cuando, demuestra la selección Irish.

Para quienes no conozcan a los jugadores que forman la plantilla irlandesa, destacaré a varios de ellos y recomendaré un artículo del periódico La Razón que Chesús Yuste ha colgado en su blog Innisfree -aquí-.

En la portería estará todo un clásico, Shay Given. Un gran portero que, a sus 36 años, continúa demostrando unos reflejos magníficos y es uno de los líderes del combinado green. Su gran defecto -algo que podría aprovechar España, ahí está Fernando Llorente- es el juego por alto. Confía tanto en sus reflejos que casi siempre prefiere mantenerse bajo palos que salir por alto, algo que le ha costado más de un disgusto a su selección. Eso sí, bajo palos hay pocos mejores que él. Actualmente milita en el Aston Villa.

En el centro de la defensa destaca Richard Dunne, compañero de Given en el Villa. 32 años, lento, tal vez demasiado a veces, pero muy corpulento, va bien por alto y con muy buena colocación, liderará la defensa acompañado de St Ledger (Leicester City), con O´Shea (Sunderland) y Ward (Wolverhampton Wanderers) en los laterales.

Los dos medios centros irlandeses podrían ser Glenn Whelan (Stoke City) y Keith Andrews (West Bronwich Albion), dos jugadores rocosos, muy físicos que se encargan de poner la raya en el centro del campo para dejar hacer a los de arriba.

El líder del centro del campo es el incombustible Damien Duff (Fulham), quien a sus 32 años sigue desbordando por banda derecha como hacía allá por el año 2002 en el Mundial de Corea y Japón, cuando volvió locos a los laterales de la selección española en Octavos de Final, eliminatoria que España pasó con muchos apuros por penaltis.

Si Duff es una apuesta segura, atentos al ocupante de la banda izquierda de Éire. Aiden McGeady (Spartak de Moscú), 26 años, un extremo muy rápido y habilidoso de los de toda la vida, que como tenga el día puede hacer un roto a cualquiera. No olvidemos que en la selección española en el lateral derecho suele jugar Arbeloa, tal vez el jugador más limitado del plantel español. Cuidado con Aiden...

Y arriba, el único dios verdadero de Irlanda: Su santidad Robbie Keane (L.A. Galaxy). 31 años, 53 goles con su selección en 103 partidos, es el alma de los Irish. Un jugador veloz y oportunista que no da un balón por perdido y que es capaz de hacer gol incluso en las jugadas más inverosímiles. Un maestro, además, de las segundas jugadas.
Junto al eterno Keane, me gustaría destacar a Kevin Doyle (Wolverhampton Wanderers), buen complemento de Robbie y astuto goleador, y a otro jugador que no partirá como titular pero que a mi me gusta bastante y podría ser importante para Trapattoni a lo largo del campeonato, Shane Long (West Bronwich Albion). Completan la delantera el corpulento Jonathan Walters (Stoke City) y Simon Cox, compañero de Andrews y Long en el West Brom.

Esta es la selección irlandesa, uno de nuestros rivales en la primera fase y mi equipo favorito junto con España. El objetivo de Eire no es otro que hacer un buen papel y a ser posible dar la sorpresa dejando fuera -espero- a Italia. Ojalá España e Irlanda estén en Cuartos, ¿por qué no?

No hay comentarios: