viernes, 22 de febrero de 2013

Imponderables

Imponderable:
1. adj. Que no puede pesarse.
2. adj. Que excede a toda ponderación.
3. m. Circunstancia imprevisible o cuyas consecuencias no pueden estimarse.


La última vez que escribí en el blog fue el lunes. Ya sabéis, sobre ese correo y llamada telefónica con un escritor del que esta tarde sabréis su nombre. Todo fue mejor de lo que esperaba y la entrevista quedó cerrada para hoy. Vaya por delante que la cita sigue en pie. Esta tarde-noche, en "Voces del Misterio" contaremos con uno de los mayores expertos sobre un tema que está muy de moda en estos días. 

Es en este punto, no obstante, donde entran en escena los imponderables. Llevo un par de meses con algunos problemillas de salud que no me permiten hacer vida normal. No voy a aburriros aquí con la nómina de síntomas, médicos especialistas y pruebas que me he hecho en las últimas semanas porque me he prometido a mi mismo que, en la medida de lo posible, ocuparé mi tiempo en temas que me hagan sentir bien y no en penas. De hecho, es posible que todo lo que me está pasando no sea más que el fruto de meses de un estrés excesivo.

El caso es que no me encuentro bien, estoy de baja en mi trabajo y esta tarde no podré acudir con mis compañeros al programa. Y es una pena porque tengo mono de radio, pero la salud manda.

Estoy seguro de que mis compañeros van a bordarlo como siempre, el tema es atractivo, de actualidad, y entre el invitado y lo que están preparando José Manuel, Jesús, David, Pepe y el resto del equipo estoy seguro de que saldrá un programa redondo. Yo lo disfrutaré como un oyente más, a través de la radio.

Dicho esto, quiero ser positivo. Quiero volver al trabajo y quiero volver a la radio. Y los imponderables, al fin y al cabo, también tienen su lado bueno. De hecho, estos días me están sirviendo para desconectar de aquello que en los últimos meses ha sido fuente de estrés y ansiedad permanentes para mi, por lo que espero mejorar más pronto que tarde.

Esta "baja forzosa" me está sirviendo para darme cuenta de que hasta a los problemas de salud hay que buscarle algún lado bueno. Así, pese a que gran parte del tiempo lo tengo ocupado con citas médicas y diversas pruebas, dispongo de tiempo suficiente para dedicarlo a dos aficiones que, además de ser mis favoritas, me relajan mucho: Leer y escribir. Y es que, como dijo no sé quién, el que no se consuela es porque no quiere.

Por cierto, no os perdáis esta tarde-noche el programa "Voces del Misterio", de 20 a 22 horas, en Radio Betis (89.6 FM en Sevilla y www.realbetisbalompie.es/multimedia).

No hay comentarios: