martes, 26 de febrero de 2013

The Minster Gate Bookshop, York (Yorkshire, Reino Unido)

En marzo se cumplirán dos años de mi primera y única visita a una de las ciudades más bonitas que he conocido en mi vida: York.

Mi hermano y su novia residen y trabajan en Inglaterra desde enero de 2011 y Elena y yo aprovechamos unos días de vacaciones para verles y conocer la ciudad donde viven, Kingston upon Hull -o Hull, a secas-, una bonita y tranquila ciudad de Yorkshire, en la costa este del país, de la que ya he hablado en más de una ocasión en mi blog, sobre todo a raíz de mi último viaje allí, en marzo del año pasado.

Durante la semana que pasamos allí conocimos muchos rincones de la ciudad -monumentos, museos, pubs y otros lugares de interés-, pero también tuvimos tiempo de pasar un día en York.
Siento debilidad por los pueblos y ciudades que cuidan su patrimonio y preservan su legado histórico y podría escribir muchas cosas sobre York. Para mi fue una experiencia inolvidable y tal vez algún día transcriba el diario -son varios cuadernos- que redacté aquella semana.

Pero hoy quiero saldar una cuenta pendiente. Y es que, desde que estuve allí, me prometí a mi mismo que escribiría un artículo dedicado a una de las librerías más especiales que conozco: The Minster Gate Bookshop.
Situada en el número 8 de Minster Gates -una calle que se ha asociado con los libros y venta de libros desde 1580 y su antiguo nombre era Bookland Lane-, en un entorno privilegiado a la entrada del recinto medieval del Minster, la librería ocupa una casa señorial georgiana de cinco plantas atiborradas de libros.
Mi sorpresa fue mayúscula al descubrirla, ya que aunque suelo informarme de las librerías de viejo que hay en los lugares que voy a visitar, en aquella ocasión no lo había hecho. Y el efecto sorpresa aumentó el encanto del momento.
Creo que la sensación que se debe experimentar al viajar en el tiempo no puede ser muy distinta que la de entrar en The Minster Gate Bookshop. En realidad, pasear por la ciudad medieval de York transmite esa sensación permanente de haber abandonado el siglo XXI e ingresar en pleno medievo.

La librería es una casa particular, de cinco plantas, en la que podemos encontrar todo tipo de libros de segunda mano, de todos los géneros habidos y por haber, así como mapas antiguos, litografías y grabados de York y Yorkshire e ilustraciones que abarcan, más o menos, del año 1800 al 1940.
Sergio, Ivelina, Elena y yo estuvimos allí dentro un buen rato, disfrutando de aquél lugar tan especial, hasta que comprendimos -a mi me costó un poco más- que habíamos ido a pasar el día a York y teníamos muchas cosas que visitar, por lo que después de hacer un buen número de fotos y recorrer los anaqueles que más me interesaban salimos de allí para continuar la visita de la ciudad.

Una sorpresa que, por inesperada, recuerdo con especial cariño. Así que ya sabéis, si algún día visitáis la maravillosa ciudad de York -repito, una de las más bonitas que he visitado en toda mi vida-, por supuesto no dejéis de visitar sus muchos monumentos, museos, mercadillos y recinto medieval, pero tampoco se os ocurre marcharos de allí sin visitar The Minster Gate Bookshop, en el número 8 de Minster Gates, antigua Bookland Lane. Precioso nombre para una calle, ¿no creéis?

2 comentarios:

newshub.es/cultura dijo...

bonito sitio !

Ismael dijo...

La ciudad de York es espectacular, y encontrar esa librería en pleno recinto medieval, justo al lado del Minster, fue toda una sorpresa para mi.

Un saludo.