martes, 18 de junio de 2013

Descubriendo a Anna

En las últimas semanas, entre el trabajo y otros quehaceres, no he podido leer mucho, al menos no tanto como me hubiera gustado. Pero El Vivo, el libro de Anna Starobinets al que se refiere este escrito, me está sorprendiendo.

Leí un reportaje sobre la autora en la revista Qué leer. Me llamó la atención este libro, escrito en 2011 y editado en España a finales de 2012 por Nevsky Prospects. Sin dudarlo, lo encargué en la estupenda  librería Birlibirloque y es mi lectura actual.

He de reconocer que la ciencia-ficción es un género que me gusta pero del que no leo demasiado. Las distopías, en concreto, me atraen mucho. Tal vez a un experto en este tipo de lecturas El Vivo no le sorprenderá tanto como a mi, no lo sé, pero lo cierto es que la historia que cuenta Starobinets me parece estupenda y, como valor añadido, la forma de narrar de la rusa atrapa desde la primera línea.

Hasta el momento apenas llevo leídas doscientas de las casi cuatrocientas páginas que componen la obra, así que esperaré a terminarla para compartir una opinión más completa del libro. Como adelanto, hasta ahora el libro me está transmitiendo unas sensaciones inmejorables, pese a que la historia no es que sea precisamente un dechado de positivismo.

La autora demuestra una gran habilidad para narrar una historia que, en apariencia, nada tiene que ver con la realidad, pero que el lector en ningún momento puede dejar de extrapolar al estado de cosas actual del mundo en el que vivimos. No quiero contar nada más por ahora, tiempo hacerlo cuando concluya la lectura. 

Voy a seguir leyendo un rato. Los libros tienen estas cosas, cuando enganchan -y son tantos...- uno busca huecos de debajo de las piedras para seguir adelante. Os dejo, El Vivo me llama.

No hay comentarios: