miércoles, 7 de agosto de 2013

Hugo Gernsback, el tercer padre de la ciencia ficción

Hugo Gernsback
Si os pregunto a quiénes consideráis los padres de la ciencia ficción, la mayoría de vosotros coincidiréis en dos nombres: Julio Verne y Herbert George Wells. Pocos citaríais, estoy seguro, al protagonista de este artículo.

Verne y Wells son dos maestros del género, eso es indiscutible, dos pioneros que merecen el lugar que ocupan en el Olimpo literario. Pero hoy quiero hacer un pequeño homenaje a uno de los grandes olvidados del género, un personaje que bien podría considerarse el tercer padre de la ciencia ficción: Hugo Gernsback.

Conocedora de mi afición por las historias curiosas, sobre todo por las que guardan relación con la literatura, mi novia me puso hace algunas semanas tras la pista de este personaje después de leer un interesante artículo de Helena Celdrán en el periódico 20minutos sobre Gernsback.

Tomando dicho artículo como punto de partida, me he puesto manos a la obra. Por curiosidad, he introducido los nombres de Julio Verne, Herbert George Wells y Hugo Gernsback en el buscador de Google para comprobar su presencia en la red. Los resultados son significativos: unas 2.150.000 páginas contienen el nombre de Verne; aproximadamente 1.930.000 el de Wells y sólo 130.000 webs contienen el nombre del protagonista de este escrito. Las diferencias entre los padres oficiales de la ciencia ficción y el bueno de Gernsback son más que notables. De hecho, no tenéis más que hacer un pequeño sondeo entre vuestros allegados y comprobaréis cómo la inmensa mayoría ha leído o al menos conoce a los dos primeros, mientras que sólo a una minoría le dirá algo el apellido Gernsback.

La Historia tiene estas cosas. 

Hugo Gernsback (1884-1967) nació en Luxemburgo y emigró a los Estados Unidos en 1905. Fue un pionero en muchas de las actividades que emprendió, he aquí algunas de ellas: 
  • Fundó la primera publicación sobre electrónica dirigida al público general, la revista estadounidense Modern Electrics, en 1908:
    Modern Electrics, junio de 1910
  • Creó la primera revista dedicada en exclusiva al género de la de la ciencia ficción, Amazing Stories, en 1926:
    Amazing Stories, abril de 1926
  • Patentó 80 inventos. Se adelantó a su tiempo, anticipando algunos inventos que hoy son una realidad pero que en su época eran, precisamente, ciencia ficción, como la televisión de pantalla plana o los generadores de energía solar:
    Hugo Gernsback, 1928
  • En 1963, la revista Life publicó una fotografía de Gernsback usando las Tele-Eyeglasses, televisión portátil sujeta a la cabeza como unas gafas. Un antecedente lejano, por qué no, de las Google Glass, que podrían salir al mercado a finales de 2013:
    Hugo Gernsback y sus Tele-Eyeglasses, 1963
  • Muchos aficionados a la ciencia ficción consideran a Gernsback merecedor del título de tercer padre del género, junto a los citados Julio Verne y Herbert George Wells. Autores como Rudy Rucker, William Gibson y Bruce Sterling reconocen la influencia de Gernsback en su obra.
  • Los Premios Hugo, prestigiosos galardones otorgados cada año desde 1953 a las mejores obras de ciencia ficción, reciben su nombre en honor a Hugo Gernsback.
En la actualidad, y hasta el próximo 27 de octubre, el Museo de Arte y Audiovisuales ZKM de Karlsruhe (Alemania) dedica una exposición a Gernsback que lleva por nombre The Gernsback Prophecy. En ella, aficionados y curiosos pueden contemplar fotos, documentos y material diverso relacionado con el luxemburgués.

Hugo Gernsback fue un pionero que luchó por conseguir que la ciencia ficción fuera considerada un género literario más, en una época en el que era considerada un género menor. Un escritor, inventor y creador de publicaciones que se adelantó a su tiempo y que merece figurar, junto a genios como Verne y Wells, como uno de los padres de la ciencia ficción.

4 comentarios:

Argax dijo...

Uno de esos con los que no estaría mal ir a tomar una cervecita al J.

Gran artículo Ismael!

Ismael dijo...

¡Muchas gracias!
Todo un personaje, desde luego. A mi sólo me sonaba su nombre, pero no sabía que había hecho tantas cosas interesantes y su influencia en escritores actuales del género.

Celesta dijo...

Gorgeous!

Allan Carciente dijo...

Hola:

La verdad que yo no conocÍa este nombre,verdadero anticipador, pues claro Verne menciona la tv en el castillo de los carpatos,internet,fax y tableta en Paris en el siglo XX, El viaje a la luna las similitudes son increibles, EL NAUTILUS, similar a submarino nuclear.

Un saludo