jueves, 15 de agosto de 2013

Las librerías del Camino de Santiago

Lo he dicho muchas veces: me encanta conocer librerías de los lugares que visito. En los últimos años he descubierto algunas preciosas y he podido conversar con libreros entregados a su profesión, con los que da gusto departir sobre literatura.

Hace muchos años hice dos veces el Camino de Santiago, andando desde León, en los años 1999 y 2000. Este año, con un poco de suerte, repetiré la experiencia. Creo que será muy diferente. Para empezar, tengo 13 años más. Además, en aquellas dos ocasiones lo hice en julio y esta vez será en noviembre, época más fría y lluviosa, aunque más adecuada a mi termostato personal.

Por otra parte, al recorrido histórico-artístico a través de los pueblos maravillosos que atraviesa el Camino en su ruta hacia Santiago de Compostela, a la posibilidad de conocer gente interesante de todo el Mundo y a la contemplación de paisajes increíbles, quiero añadir en esta ocasión, siempre que el tiempo y mis fuerzas lo permitan, la visita de algunas librerías.
Las de la ciudad de León las tengo bastante controladas. Hay una que me gusta especialmente a la que dediqué un artículo hace año y medio más o menos, la Librería Anticuaria Colegiata, junto a la Colegiata de San Isidoro, en la calle Sacramento número 4 Bajo. Espero volver a visitarla y conocer algunas más a lo largo del Camino.

Sólo hay un problema: no podré comprar libros. Hacer el Camino de Santiago andando desde León supone caminar unos 310 kilómetros. Eso implica evitar peso innecesario en la mochila, por lo que comprar libros para tener que cargar con ellos el resto de la ruta es inviable.

Se me ocurren dos posibles soluciones: por una parte, que mis padres, que a lo mejor se apuntan a hacer el Camino a la vez pero con el coche, esperando en cada final de etapa, carguen con mis libros. Por otra parte, si esta primera opción no fuera viable, podría empaquetar los libros que compre y enviarlos por mensajería a Sevilla.

Si el viaje se concreta, intentaré localizar algunas librerías a lo largo del Camino, desde León hasta Santiago de Compostela. Se aceptan sugerencias, si conocéis alguna por allí que merezca la pena visitar, no dudéis en contactar conmigo.

1 comentario:

Argax dijo...

Otro motivo más para hacer ese camino. Y tu no te cortes a la hora de comprar los libros, tiene su punto eso de mandarlos por mensajería y encontrarlos a tu vuelta empaquetados, esperándote. Sería como revivir el camino recién terminado.