jueves, 26 de septiembre de 2013

La libertad creativa

La creatividad implica huir de lo obvio, lo seguro y lo previsible para producir algo novedoso.
Joy Paul Guilford

La creatividad es la inteligencia divirtiéndose.
Albert Einstein

A la hora de elegir sobre qué tema escribir, imagino al autor en cuestión devanándose los sesos para exprimir su creatividad buscando algo con lo que sorprender a sus lectores. Creo que esa forma de proceder es un error.

En mi opinión, uno debe dejarse llevar por lo que e apetece escribir. Obligarse a tratar un tema concreto con las miras puestas en publicar y atraer al máximo número de lectores, a costa de escribir sobre un tema no deseado por el autor, es una postura lícita y respetable pero que creo que se debería evitar. Entiendo que algunos escritores profesionales, por mucho que intenten mantener su independencia, se deben a un contrato con el editor de turno, pero no hay nada mejor para alguien a quien le gusta escribir que hacerlo sobre aquello que le apetece y ser apreciado por sus lectores precisamente por eso.

Tras esta reflexión inicial, hoy me gustaría tratar un tema delicado: los límites a la hora de pergeñar una historia.

¿Existen límites a la hora de escribir sobre determinados temas? Me he hecho esta pregunta muchas veces (adelanto mi respuesta: no), la última hace unos días, leyendo un artículo de la revista Qué leer sobre el libro Ha vuelto, de Timur Vermes (Seix Barral). El escritor alemán se ha atrevido a devolver a la vida a Adolf Hitler para demostrarnos, parafraseando al propio autor, que los tiempos oscuros no es que estén volviendo, sino que tal vez nunca se fueron. La portada no tiene desperdicio y al parecer la historia tampoco. Por cierto, ¿sabéis cuál es su precio? 19,33 €, una cantidad que poco tiene de azarosa. Cuando lea el libro redactaré la correspondiente reseña.

Como no podía ser de otra forma, la polémica suscitada por la aparición del libro de Vermes no se ha hecho esperar y ha puesto sobre el tapete el debate sobre los límites de la escritura.

Creo que la discusión nace viciada. Si un autor narra un asesinato, una violación o un maltrato, nadie en su sano juicio diría que ese escritor es realmente un asesino, un violador o un maltratador (ojo, podría serlo, pero no porque escriba sobre ello), ni tampoco que haya sido víctima de lo que cuenta. Hasta ahí imagino que todos estamos de acuerdo.

Por esa regla de tres, no podemos inferir simpatía por el nazismo en un autor que escribe ficción sobre Hitler. Otro tema es que las víctimas del Holocausto o sus familiares puedan sentirse ofendidas, pero ahí entra el juego la habilidad del escritor para transmitir su mensaje con tacto y respeto, intentando en la medida de lo posible no herir sensibilidades.

Yo soy un firme defensor de no poner límites a la escritura, pero puedo entender que haya ciertas fronteras que a algunos les cueste traspasar. Pondré un ejemplo un tanto burdo pero que creo que servirá para ilustrar esta reflexión:

Año 2023: Bler, Busto y Ansar se reúnen en la isla de las Comores y deciden, al margen de todos los organismos internacionales, invadir el país de Pirrak. Este hecho desata una guerra en la que mueren miles y miles de inocentes.

Año 2033: Los tres son asesinados por un individuo llamado Goy Fouques. El autor de las muertes es detenido y juzgado. Presentadas todas las pruebas, el jurado no sólo absuelve al acusado sino que determina que los tres fallecidos merecían la muerte y a su vez son acusados y condenados post-mortem por crímenes contra la humanidad y por llevar al mundo a una guerra absurda e injustificada por intereses puramente económicos.

¿Alguien duda de la polémica que generaría un libro con un argumento así? Todos sabríamos quiénes son los protagonistas y el hecho histórico al que hace referencia, pero el autor se ha cuidado de modificar ligeramente los nombres de los personajes, fechas y lugares para convertirlos en ficción. ¿Qué ocurriría? Apuesto a que el autor del relato tendría problemas, porque la libertad de expresión sólo es aceptada en una dirección, y siempre en la que beneficia al Poder.

Yo apoyaría sin reservas a quien se atreviera a expresar su descontento utilizando las armas de las que dota la ficción. Es más, podría darse el caso de que el autor escribiera algo así sin tener por qué estar de acuerdo con las motivaciones del protagonista para llevar a cabo su vendetta.

Es ficción, no lo olvidemos, y no hay peor error que atribuir al autor la personalidad de sus personajes. Si lo hiciéramos, ¿dónde quedaría la libertad creativa?

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Las claves de una mejoría

Lo repito muchas veces, a modo de mantra: escribir me relaja. Los últimos meses de 2012 y durante el primer semestre de 2013, mis niveles de estrés y ansiedad se dispararon y lo pasé bastante mal. Mi malestar psicológico, provocado en buena medida por la crisis (ver a los que me rodean mal me afectó bastante) y por el abusivo e injusto tratamiento que desde entonces nos dispensa la empresa para la que trabajo, conflicto judicial mediante (con juicio ganado a la espera de recurso; escribí sobre ello aquí y aquí), se somatizó y sufrí importantes problemas físicos. Algunos de ellos persisten y puede que jamás desaparezcan, como los acúfenos, y otros como las parestesias han mejorado o incluso remitido por completo.

Ahora me encuentro bien, cada día mejor; me siguen jodiendo las mismas cosas y la situación general ha cambiado poco, pero ahora me siento fuerte para afrontar los problemas y les doy la importancia justa y necesaria. He aprendido a ignorar a quienes no merecen que malgaste ni un segundo de mi vida por ellos y a valorar a los que me quieren y sí merecen formar parte de ella.

Una de las cosas que me ayudó mucho a mejorar, y lo sigue haciendo, fue la escritura. Me aislaba en mi mundo, papel y boli en mano, y escribía. Al principio mis escritos destilaban pura rabia; necesitaba exorcizar mis demonios y no encontré mejor forma. Escribía sobre aquello que me estaba pasando, tenía que soltarlo, describir con palabras cómo me encontraba e intentar localizar el origen, pese a que lo intuía. Y lo logré.

Algunos de los artículos que escribí los iba publicando en mi blog; otros fueron simples desahogos personales que se quedaron en el papel. Poco a poco la rabia, el estrés y la ansiedad fueron disminuyendo. Mejor dicho, fui controlando los dos últimos; la rabia seguía (y sigue) ahí, pero aprendí a que no me afectara hasta el punto de enfermar por ella.

Mis escritos fueron derivando hacia temas más amables. La lectura, el mundo de los libros, fueron otras vías de escape. Escribía sobre librerías, redactaba reseñas de los libros que iba leyendo, me refugié en todo aquello que me hacía sentir bien y que me ayudaba a estar mejor.

La radio me ayudó mucho también. Gracias al programa Voces del Misterio y sobre todo a mis compañeros (gracias José Manuel, Jesús, Pepe, David, Ángeles... a todos) auné cuatro de mis aficiones favoritas: la radio, la lectura, la escritura (para preparar los temas) y el mundo del misterio. El programa era un bálsamo que llegaba cada viernes, me hacía olvidar los problemas de la semana y me daba fuerzas para la siguiente.

Por descontado, el apoyo de mi novia, familiares y amigos fue fundamental para mi mejoría, no creo que sea necesario ni decirlo, pero ahí queda.

Llegamos al día de hoy. Aunque todo lo anterior lo haya escrito en pasado, todo lo que me ha ayudado en los últimos meses lo sigue haciendo. Poned todo en presente y funcionará del mismo modo. Sigo leyendo, escribiendo, disfrutando con la radio y sintiendo el apoyo de mi novia, familiares y amigos. Me siento fuerte anímicamente y ahora mi objetivo es mejorar físicamente, hacer ejercicio y no permitir que nada ni nadie vuelva a hacerme enfermar.

Todo esto me ha servido para darme cuenta de que muchas veces le damos demasiada importancia a cosas (y personas) que no merecen que perdamos ni un segundo de nuestra vida por ellos. Es posible mantener la perspectiva sin enfermar, defender unas ideas sin que nos cueste la salud y hacer frente a las malas artes de algunos con una sonrisa en los labios. Y es que no hay mayor desprecio que no hacer aprecio.

lunes, 23 de septiembre de 2013

130920 Voces del Misterio nº313

Programa Voces del Misterio nº313, 1T8 en SFC Radio. Viernes, 20 de septiembre de 2013. Comenzamos con nuestro informativo semanal del misterio. Hablamos de una aparición múltiple de carretera con su testigo; de los aparecidos del camping Los Alfaques; de un ente que acosa a una joven; de runas; de Ted Bundy, un terrible asesino en serie. También ofrecemos la primera parte de nuestro informe sobre la maldita Caja Dybbuk y de las apariciones de Garabandal. Todo esto y mucho más en Voces del Misterio, en SFC Radio. Disponible en Ivoox a través del siguiente enlace:
Twitter: twitter.com/VocesdlMisterio / @VocesdlMisterio
Canal Voces del Misterio en ivoox: canalvocesdelmisterio.ivoox.com

Voces del Misterio, todos los viernes de 20:30 a 22:30 horas, en SFC Radio (91.6 FM), emisión online e Ivoox.

El diccionario de las sorpresas (casi) infinitas

El diccionario de la lengua española es una fuente inagotable no sólo de conocimiento; también depara a menudo sorpresas a los que nos gustan las palabras y sus significados. Sólo hay que abrirlo por una página al azar y estoy seguro de que cualquiera se sorprenderá con las acepciones de muchas palabras. Así, repasando términos relacionados con el mundo de los libros y de la escritura, he descubierto algunos que pese a conocerlos (al menos me sonaban), no sabía cuál era su significado concreto.

Ahora sé, por ejemplo, que existen varios términos para la acepción libro despreciable. Para un bibliófilo como yo, me cuesta aceptar que un libro pueda ser considerado despreciable, al menos como objeto, si bien es cierto que hay algunos que podrían merecer tal calificativo por otros motivos.

Los términos en cuestión son librejo, libracho... y libraco. Este último me ha sorprendido bastante, ya que su uso está bastante extendido, aunque la mayoría de las veces se utiliza sin darle un sentido despectivo o peyorativo. Cuántas veces hemos oído a alguien referirse a un libro que tiene muchas páginas con expresiones del tipo es un tocho o es un libraco. Es más, en algunas ocasiones escucho cómo alguien habla de libraco refiriéndose a un libro que le parece de gran calidad o que le ha gustado mucho: es un libraco o es un librazo. Un sentido totalmente opuesto al aceptado por la RAE.

La última expresión, es un librazo, también tiene su miga. Si acudimos de nuevo al diccionario de la RAE, el término librazo hace referencia al golpe dado con un libro, pero no a la calidad literaria del mismo.

Al fin y al cabo los usos del lenguaje, sobre todo a nivel coloquial, difieren a menudo del significado real o aceptado por la Academia. El eterno debate de si la RAE debe mostrarse inflexible e impermeable o debe adaptarse a los usos habituales del lenguaje tiene, para mi, una respuesta clara: la Academia debe (y en el Preámbulo de su diccionario lo refiere como uno de sus objetivos) valorar la implantación de nuevos términos o nuevos usos de palabras ya existentes y determinar si merecen ser incorporados en alguna de las revisiones de su diccionario. Al fin y al cabo ese es su trabajo. Hay términos y usos que responden a modas pasajeras, mientras que otros llegan para quedarse.

sábado, 21 de septiembre de 2013

Presentación de "La solterona" en la librería Birlibirloque

El martes por la tarde acudiré a la presentación del libro La solterona, de Edith Wharton, editado por Impedimenta. Será a las 20 horas en la librería Birlibirloque, en la calle Amor de Dios nº17 de Sevilla, y correrá a cargo de la traductora Lale González-Cotta y del editor Enrique Redel.

De un tiempo a esta parte, Impedimenta se ha convertido en una de mis editoriales favoritas. Su selección de títulos y la calidad de sus ediciones son las razones principales de esta querencia, pero hay algo más.

En los tiempos que corren, me parece muy valiente y necesario recuperar libros que llevan mucho tiempo descatalogados en nuestro país y sobre todo otros que nunca hasta ahora habían sido traducidos y publicados en español.

Además, la labor de selección de títulos que está llevando a cabo la editorial es espléndida. Tal vez sea por mi afición por la literatura inglesa, en espacial por aquellas novelas que destilan ese humor británico con el que me siento tan identificado, el caso es que los libros de Impedimenta son una gozada., tanto para la vista como para la mente.

El diseño de las portadas suele ser muy atractivo y la calidad de los materiales excelente. Son de los libros que ves en un stand y te los quieres llevar todos. Si a la calidad estética le sumamos la de los textos, el resultado es una editorial con un catálogo digno de ser seguido con atención.

El libro que se presenta el martes no lo he leído ni es de los que más me llaman la atención del catálogo de la editorial, pero cualquier acto que esta organice me parece interesante. La presencia de González-Cotta, traductora de La solterona al español; la del editor de Impedimenta, Enrique Redel, y el lugar donde se celebra, una de mis librerías favoritas, confieren al acto un atractivo que hará que acuda sin dudarlo a la cita. 

Son ya varios los libros de Impedimenta que tengo y/o he leído, pero son muchos más los que me gustaría tener y leer. Muchos de los títulos de Impedimenta (cada día más amplia, interminable) ocupan un espacio preferente en mi lista de libros pendientes de comprar y/o leer. Los más de cien libros editados por Impedimenta desde su creación, hace poco menos de seis años, más los innumerables libros deseados de otras editoriales (no sólo de Impedimenta vive el hombre), cada día tengo más claro que no hay vida para leer todo lo que uno quiere, por lo que no tengo más remedio que ser más selectivo con la elección de mis lecturas.

No obstante, el martes es muy probable que caiga algún que otro libro más de Impedimenta. Si cuando yo digo que no tengo arreglo, es por algo...

viernes, 20 de septiembre de 2013

Esta tarde vuelve "Voces del Misterio"

En poco más de dos horas , a partir de las 20:30 horas, vuelve a las ondas el programa Voces del Misterio. Dará así comienzo una temporada que los miembros del equipo afrontamos con mucha ilusión y con ganas de ofrecer los mejores contenidos a nuestros oyentes.

Estrenamos ubicación en el dial, obligados por las circunstancias (el cierre de Radio Betis), con una leve modificación horaria. Voces del Misterio se emitirá todos los viernes, de 20:30 a 22:30 horas, en SFC Radio (91.6 FM) e Ivoox, a través del canal de Voces del Misterio.

El programa de esta tarde, además de servir para presentar la nueva temporada, estará cargado de contenidos. Un programa muy completo que esperamos que sea de vuestro agrado.

Os recuerdo la web del programa y las vías de contacto con nosotros, donde podéis hacernos llegar cualquier comentario y/o sugerencia:
Twitter: twitter.com/VocesdlMisterio / @VocesdlMisterio
Canal Voces del Misterio en ivoox: canalvocesdelmisterio.ivoox.com

Voces del Misterio, todos los viernes de 20:30 a 22:30 horas, en SFC Radio (91.6 FM), emisión online e Ivoox.

lunes, 16 de septiembre de 2013

La carreta literaria de Martín Murillo

Hay muchas historias relacionadas con los libros que me arrancan una sonrisa. A principios de junio fui a cenar con unos familiares. Cuando ya nos íbamos, reparé en un ejemplar del diario El País que alguien había dejado olvidado en la barra.

Lo cogí para hojearlo, pero apenas pude echar un vistazo a la portada y poco más. Me estaban esperando para marcharnos, así que me quedé con las ganas de leer la sección Almuerzo con... de la contraportada, dedicada ese día a Martín Murillo, un prestador de libros colombiano con una curiosa historia que contar. Antes de irme, tomé algunas notas en la libreta que siempre llevo conmigo para buscar el artículo en la edición digital del periódico.

Fue publicado el pasado 6 de junio, firmado por Víctor Núñez Jaime. Por su interés, lo reproduzco a continuación:
Martín con su carreta literaria
Foto: Cristóbal Manuel

Martín Roberto Murillo Gómez (Quibdó, 1968) confiesa que le hubiera encantado comer “un sancocho de pescao, como en Cartagena de Indias (Colombia)”. No obstante, ataca con gusto los trozos de langostino que tiene en el plato. Este promotor de lectura y prestador de libros ha venido por primera vez a Madrid —“y a Europa, hermano, y he pasado frío”— para contarle a los asistentes a la Feria del Libro del Retiro que “elevar el espíritu y pasar un buen rato se logra con la lectura de un libro”.
Hace 10 años, Murillo vendía bolsas de agua helada en el centro de Cartagena. Había nacido en la capital del departamento de Chocó, donde creció “viendo llover”, y luego se fue con su madre y sus cinco hermanos a Medellín con la intención de estudiar. Pero solo lo hizo hasta quinto de primaria. Le hubiera gustado ser médico o, sobre todo, comentarista de la NBA.
Su situación económica, sin embargo, se interpuso. En Cartagena lavó coches, cargó cajas, vendió arepas y después, agua. Un día, un turista le regaló El hombre duplicado, de José Saramago. Y a partir de entonces la lectura desplazó a los clientes en sus prioridades. Lo notó de inmediato Jaime Abello, director de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, quien le compraba agua, y lo llevó a su despacho para regalarle unos libros. Luego le dio más y, al darse cuenta de que ya tenía demasiados, Murillo quiso compartirlos. “Sobre todo, quise ser más útil a la sociedad. Y se me ocurrió lo de La Carreta Literaria: llenarla de libros y prestárselos a todos los que quisieran leerlos, sin cobrarles nada”.
Se lo contó a Raimundo Angulo, presidente del Concurso Nacional de Belleza de Colombia, que, al verlo tan entusiasmado, no dudó en darle dinero para mandar a hacer una carreta. Enseguida Murillo la llenó de libros y el 22 de mayo de 2007 la empujó hasta el Parque Bolívar. La gente comenzó a acercarse y este Quijote caribeño empezó a vivir la aventura cultural que se convertiría en su modo de vida.
Hoy, todos en Cartagena saben que pueden llevarse prestado alguno de sus libros. “No les pido ni una identificación. Confío en ellos. Y nadie me ha defraudado. Es verdad que se han demorado, hasta un año o dos, pero siempre me los entregan”.
Su hazaña es tan conocida y admirada que los políticos e intelectuales que pasan por Cartagena no dudan en hacerse fotos con él. Ha conseguido el patrocinio de varias empresas para pagarse la habitación de hotel donde vive desde hace 11 años, acudir a varias ferias del libro en Iberoamérica, mantener su blog, Facebook y Twitter e ir a los colegios para dar talleres de lectura a los niños. “Por eso me han puesto en el Pabellón Infantil de la Feria del Retiro”, apostilla durante el postre. Varios editores le están regalando libros —“¡a ver cómo me llevo tantos!”—, pero no entiende por qué las casetas cierran a mediodía. “Porque si dejaran abierto, la gente que trabaja podría escaparse a la hora de la comida”. Antes, un gorro tejido le cubría la cabeza. Ahora lo ha cambiado por sombrero, “más caribeño”. ¿Para ligar más? “Pues con esto de los libros, tengo más éxito. Pero la que quiera casarse conmigo ha de gustarle la lectura y la carreta. Si no, que deje tranquilo al negro”.

Es hora de sonreír

There´s somethin´ wrong with the world today
I don´t know what it is
Something´s wrong with our eyes
...
If you can judge a wise man
By the color of his skin
Then mister you´re a better man than i

Livin´ on the edge, Aerosmith

Es hora de sonreír. Es hora de demostrar a quienes quieren destruirnos por un puñado de euros que la vida es mucho más que eso, que no van a doblegarnos y que están muy equivocados viviendo para amasar fortuna a costa del resto. Hay que hacerles entender que los ataúdes no tienen bolsillos y que cuando mueran se irán con lo puesto.
No me considero mala persona. Es más, y aunque esté mal que yo lo diga, me tengo por buena persona. Siempre intento que quien esté a mi lado se sienta lo mejor posible y no me cuesta nada hacer lo que esté en mi mano para que así sea. Sé que no puedo cambiar el Mundo, nadie por sí mismo puede hacerlo, pero si todos pusiéramos de nuestra parte para que los que nos rodean tuvieran una vida mejor, estoy seguro de que el planeta también sería un lugar mejor.

Hay muchas buenas personas, pero sigo sin entender por qué las hay malas. Hay tantas cosas que no comprendo...

Hace mucho tiempo que no veo un telediario. Sigo la actualidad a través de los medios digitales, siempre contrastando varios puntos de vista porque en internet ya se sabe, pero la inmensa mayoría de las noticias que hoy trascienden son negativas y me enervan, así que prefiero dosificar la información que me llega, más que nada por motivos de salud.

Por eso creo que hoy en día es más necesario que nunca no perder la sonrisa. Haced la prueba. Sonreíd. Disfrutad de lo bueno que tenéis, que seguro que es mucho, y enterrad lo malo. Intentad hacerle la vida más fácil a los que os rodean; si todos lo hacemos, crearemos una inmensa cadena (me viene a la mente la cadena de favores -Pay it forward- de Catherine Ryan Hyde), haremos este Mundo un poquito mejor y venceremos a los que tanto daño están haciendo.

Y es que, como escuché decir al cocinero Karlos Arguiñano en un alarde de sencillez y sabiduría, el problema en nuestro planeta es, simple y llanamente, que mandan los malos.

domingo, 15 de septiembre de 2013

"Más Libros Libres" para todos...

Ayer pasé el día en Málaga con mi novia. Como no podía ser de otra forma, disfrutamos de la gastronomía malagueña: entramos en un par de bares del centro de la ciudad, por la zona de Alameda Principal, calle Marqués de Larios y Pasaje Chinitas, para degustar vinitos y pescadito frito, una maravilla.

Después del tomar un té y un café irlandés en el Café del Viajero, por la zona de la calle Alcazabilla y Cine Albéniz, mi novia entró en el Museo Carmen Thyssen y yo saqué mi libreta, dispuesto a visitar algunas de las librerías de la zona.

La ruta fue un poco fracaso, todo hay que decirlo. Casi todas estaban cerradas, aunque mereció la pena descubrir una que me gustó mucho, en la calle Mártires nº7, la librería Mata. Estuve hablando un rato con el librero y me comentó que la librería tenía veinte años, la llevaba su suegro y, tras un tiempo cerrada, la habían vuelto a abrir hace apenas dos semanas.

Aún están colocando libros en los anaqueles y catalogando los ejemplares, todos los libros, DVD´s y vinilos los tienen al 50 % como oferta de apertura y, no hace falta decirlo, me llevé cuatro libros. Espero que les vaya muy bien; hoy en día hay que echarle valor para poner en marcha negocios así y esa es de las librerías de viejo que tanto me gustan.
Después de pasar por la Librería Luces, donde la editorial del mes es Impedimenta, mi novia y yo nos acercamos a la Plaza Andarax, al final de la calle Unión, para conocer un proyecto que llevo siguiendo a través de Twitter desde hace unos meses: Más Libros Libres.

Allí conocimos una iniciativa maravillosa puesta en marcha por unos chicos de Málaga, sobre cuyos detalles podéis informaros (os lo recomiendo) en la web www.maslibroslibres.com. Hablamos un buen rato con Salva de las actividades y proyectos que tienen previsto poner en marcha en los próximos meses y nos explicó el funcionamiento de la sede en Málaga, toda una maravilla.
Es más que posible que el proyecto se amplíe a Sevilla en próximas fechas, así que mi novia y yo aprovechamos para mostrar nuestro interés en colaborar. Desde aquí recomiendo a todo el que esté interesado que envíe un correo a la dirección libroslibressevilla@gmail.com o a través de Twitter en la cuenta @libroslibresmlg.

Una gran iniciativa de la que espero formar parte y ayudar a que siga creciendo, pues os aseguro que es un proyecto muy original y que merece mucho la pena. Tenéis toda la información en www.maslibroslibres.com.

viernes, 13 de septiembre de 2013

Mi biblioteca y dos más (Starobinets y Yeats)

La semana pasada visité de nuevo la librería Birlibirloque. Tenía que recoger un par de libros y de paso quería perderme un rato entre sus anaqueles. Fui con una amiga que no conocía la librería y estuvimos un buen rato hablando con Almoraima, la librera. Como no podía ser de otra forma, nos llevamos un buen puñado de libros.

Uno de los que tenía encargado era para el novio de una compañera del trabajo. Una preciosa edición conjunta de Alicia en el País de las Maravillas y A través del espejo, de Lewis Carroll, de la editorial Penguin, con las ilustraciones originales. Una maravilla y a buen precio.
El otro libro que me llevé sí era para mi y es el que estoy leyendo ahora. Después de disfrutar como un enano leyendo El Vivo, me quedé con ganas de leer más de Anna Starobinets, así que le encargué a Almoraima el primer libro publicado en España de la joven autora rusa, titulado Una edad difícil y editado por Nevsky Prospects. Ocho relatos de terror, escritos con un estilo peculiar, muy original, algo diferente a los usos habituales del género. Una lectura que promete.
Pero como no hay dos sin tres, después de comer en la Alameda de Hércules con una amiga entré en La Extra-Vagante, otra de mis librerías favoritas de la ciudad. Y como no tengo arreglo, volví a picar. Compré Leyendas y folklore irlandeses, del irlandés William Butler Yeats, Nobel de Literatura en 1923.

Dos libros más que sumar a mi biblioteca. Una de las tareas que tengo pendientes desde hace tiempo es la de hacer inventario de mis libros. A ojo de buen cubero creo que puedo tener algo más de 1500 libros, aunque debo ponerme con una tarea que por un motivo u otro siempre pospongo.

El caso es que cada día tengo más libros. Hay gente que gasta su dinero en ropa, cine, tabaco u otros vicios más o menos confesables, y yo compro libros. El problema, aparte del espacio que ocupan, es que no doy abasto para leerlos. Mi tiempo libre es limitado y el que tengo debo repartirlo entre la lectura, la escritura, el programa de radio y un poco de vida social, que nunca está de más.

Me gustaría no tener que perder el tiempo con tantas gilipolleces de esas que la sociedad impone y de las que a día de hoy no puedo escapar; ojalá pueda mandar a tomar viento más de una, pero de momento es lo que hay y dentro de lo que cabe, lo llevo bastante bien. Ahora, a leer.

miércoles, 11 de septiembre de 2013

De vacaciones con el hombre de negro

No suelo utilizar letras de canciones; prefiero usar mis propias palabras para expresarme, siempre se ajustan mejor a lo que quiero transmitir. No obstante, hoy voy a hacer una excepción con dos canciones con las que me identifico bastante.

Ambas tratan sobre las miserias del ser humano, tema recurrente en estos tiempos convulsos que nos ha tocado padecer. Canciones escritas hace años pero cuyas letras tienen plena vigencia.

La primera es de uno de mis grupos favoritos, Green Day. Me siento identificado con muchas de sus canciones pero hay una, Holiday, que me gusta especialmente. Se trata de un alegato antibelicista que les costó ser muy criticados en su propio país. La letra (y la música, la canción es genial) no tiene desperdicio:
Holiday (vídeo aquí)

Say, hey!

Hear the sound of the falling rain
Coming down like an Armageddon flame (Hey!)
The shame
The ones who died without a name

Hear the dogs howling out of key
To a hymn called "Faith and Misery" (Hey!)
And bleed, the company lost the war today

I beg to dream and differ from the hollow lies
This is the dawning of the rest of our lives
On holiday

Hear the drum pounding out of time
Another protester has crossed the line (Hey!)
To find, the money's on the other side

Can I get another Amen? (Amen!)
There's a flag wrapped around a score of men (Hey!)
A gag, a plastic bag on a monument

I beg to dream and differ from the hollow lies
This is the dawning of the rest of our lives
On holiday

(Hey!)
(Say, hey!)

"The representative from California has the floor"

Sieg Heil to the president Gasman
Bombs away is your punishment
Pulverize the Eiffel towers
Who criticize your government
Bang bang goes the broken glass and
Kill all the fags that don't agree
Trials by fire, setting fire
Is not a way that's meant for me
Just cause (hey, hey, hey), just cause, because we're outlaws yeah!

I beg to dream and differ from the hollow lies
This is the dawning of the rest of our lives
I beg to dream and differ from the hollow lies
This is the dawning of the rest of our lives

This is our lives on holiday

Ahora regresemos a nuestro país. Siempre me ha gustado la música de Loquillo y los Trogloditas, autores de grandes canciones que forman parte de la historia del rock español. Hoy quiero compartir con vosotros una canción muy especial, una versión de la original de Johnny Cash, popularizada en los años 90 por José María Sanz Beltrán, más conocido como Loquillo. La canción se titula El hombre de negro y transmite un mensaje claro y muy reivindicativo, toda una declaración de principios:
El hombre de negro (vídeo aquí)

Voy de negro y te preguntas el por qué
porque no visto otros colores sé muy bien
que mi apariencia puede resultar sombría y gris
tengo razones para vestir así

Llevo el negro por los pobres y también
por los vencidos puestos contra la pared
Lo llevo por el preso,
que paga el sueldo de
una ley hecha a medida del poder.

Llevo el negro por aquellos que jamás
hicieron caso a Cristo al proclamar
que existe un camino de Amor y de Piedad
hablo claro, tú me entenderás

Voy de negro por la injusta soledad
de los viejos y los que acabarán
fríos como piedras después de cabalgar
mientras alguien se hace rico en su sofá

Voy de negro por el joven que caerá
en la guerra creyendo tener detrás
a Dios y a su madre de su lado
y no es verdad.
es la carne del juego de un general

Sé que hay cosas que nunca estarán bien
pero nada es imposible mírame
yo canto esta canción
¿ que puedes hacer tú ?
Mira hacia dentro y carga con tu cruz

Quiero enseñar un arco iris al cantar
pero en mi espalda cae la oscuridad
y hasta que la luz no brille de verdad
voy de negro, de negro me verás.

La música tiene esa virtud. No sólo emite acordes, notas y sonidos; en ocasiones también nos transmite un mensaje que nos golpea con fuerza y nos llega a lo más profundo de nuestro ser. Esa es parte de la grandeza de cualquier expresión artística.

martes, 10 de septiembre de 2013

Los misterios del arte (VII): Las pinturas de Tassili (vídeos)

La primera vez que leí sobre el tema que quiero compartir hoy fue en febrero de 1999 en un artículo, que aún conservo, de la revista Enigmas. Lo firmaba un tal Íker Jiménez Elizari, joven periodista poco conocido en aquellas fechas y hoy uno de los mejores divulgadores del misterio en nuestro país. El artículo, titulado El mensaje de los dioses de Tasili, hace un recorrido por la historia de un descubrimiento que ha dado un vuelco a lo que conocemos de nuestro pasado más remoto.

Las primeras informaciones sobre las pinturas rupestres de Tassili n´Ajjer (al sudeste de Argelia) surgieron en el año 1933, cuando fueron descubiertas por una expedición rutinaria del equipo del teniente coronel Brenans, en una zona próxima al puesto militar de Fort Polignac. No obstante, fue en el año 1956 cuando un equipo dirigido por el explorador Henri Lothe acudió al lugar para reproducir las pinturas que allí se encuentran, para su posterior estudio. A partir de entonces, han sido muchos quienes han intentado sin éxito desentrañar el enigma de la conocida como capilla Sixtina del Sáhara. La historia es apasionante y la calidad y claridad de las pinturas sobrecogedora. Su simple contemplación nos transporta a un pasado remoto muy distinto al que nos han contado.

Antes de dejaros con un par de vídeos que van a ilustrar mucho mejor el tema, quiero apuntar un par de cosas que creo importantes a la hora de hacer una valoración de todo esto. 

En primer lugar, las dataciones de algunas de las pinturas de Tassili han arrojado una antigüedad de unos 10.000 años. Pero hay más, algo que me parece interesante concretar. Para contemplar las pinturas, hemos de despojarnos de la mentalidad siglo XXI. Para nosotros es habitual contemplar cascos, botas, antenas, seres embutidos en trajes... Los habitantes de Tassili reflejaron escenas de caza, elefantes, jirafas, antílopes... con un realismo indiscutible. ¿Fueron también reales, por tanto, las escenas imposibles plasmadas en la roca? ¿Cómo es posible que hace unos 10.000 años existieran seres humanos capaces de pintar objetos que sólo hoy tienen algún significado? ¿Tal vez reflejaron simple y llanamente lo que vieron?

No hay respuestas. Lo único que sabemos es que las pinturas están ahí. Es un tema que siempre me ha llamado la atención y sobre el que volveré algún día con mayor profundidad. Hoy os dejo con un par de vídeos que estoy seguro de que os sorprenderán. Que cada uno saque sus propias conclusiones.

lunes, 9 de septiembre de 2013

Mecanismos de defensa

La vida sería insoportable si el ser humano no contara con un mecanismo ancestral de defensa que evita los pensamientos de muerte. Es un hecho innegable que todos vamos a morir. Lo siento pero es así, no me odiéis por ser tan franco. El mero hecho de nacer nos condena a una muerte segura, pero el cerebro humano aparca esa certeza para que podamos vivir.

Haced la prueba. Pensad en la muerte. Obligad a vuestro cerebro a pensar en el paso del tiempo, en los años que ya habéis vivido, en los que os quedan por vivir, en los achaques que van apareciendo, en el deterioro físico y cognitivo que sabéis que os espera, en la muerte de seres queridos que anuncian que falta menos para la vuestra, en el miedo a morir... Comprobaréis cómo llega un momento en el que vuestro cerebro dice basta y no os permite ir más allá.

Siempre me han llamado la atención las herramientas que utiliza la mente para evitar pensamientos incómodos. El ejemplo de los pensamientos de muerte no es el único llamativo.

Las creencias también son terreno fértil para que nuestro cerebro active el mecanismo de defensa antes citado. Esto depende de la personalidad de cada uno, hay quienes lo tienen más acentuado que otros, y ocurre con creencias de cualquier tipo, aunque a mi las que más me llaman la atención son las religiosas y las políticas.

He tenido muchas discusiones al respecto. Probad a dialogar con alguien sobre religión. Si esa persona tiene unas creencias muy arraigadas, no importa a qué adscripción religiosa pertenezca, seréis testigos de cómo llega un momento en que su cerebro (sí, tienen cerebro aunque a veces cueste creerlo) detectará una amenaza e intentará dar por concluida la conversación. En ese preciso instante, el sujeto dejará de razonar e ignorará aquellos argumentos que le son incómodos, por muy válidos que sean, prefiriendo la ignorancia a tener que admitir que tal vez tendría que plantearse descubrir la verdad en lugar de aceptar unas creencias con una base real tan débil.

Lo mismo ocurre con la política. Una vez más, insisto en que da igual el color político del individuo en cuestión. Si esa persona tiene una creencia muy asentada en su cerebro, o bien tiene algún interés que le obliga a defender a determinado partido político a toda costa (bien porque milite en él o porque sea de los llamados estómagos agradecidos), un mismo hecho le puede parecer irrelevante o escandaloso en función del color político de quien lo protagonice. Cuántas veces vemos cómo alguien ataca a un político por algún motivo y cuando otro de su partido es juzgado por el mismo hecho lo defiende a ultranza, obviando el más elemental sentido común. Coherencia cero. Cuántas veces un político acusado de algún delito no se defiende (porque sabe que es culpable) y se limita a acusar a alguien del partido rival por delitos similares. Yo soy un chorizo, pero tú también, parece decir. El y tú más, de toda la vida...

El cerebro trabaja para que el ser humano se adapte lo mejor posible al entorno. Todo aquello que es percibido como una amenaza activa los mecanismos de defensa necesarios para revertir la situación y evitar que el organismo sufra.

Estoy seguro de que algunos de vosotros, leyendo este artículo, os habéis sentido incómodos. No os preocupéis, no es más que la reacción natural de vuestro cerebro frente a preguntas que preferís no plantearos. Es una pena que así sea, pero al fin y al cabo la sociedad está así montada. Hay verdades absolutas que no soportarían ni un mínimo control de realidad, pero el ser humano es así (salvo honrosas excepciones). Así pues, si eres de los que se ha sentido incómodo leyendo este artículo, tal vez sea el momento de hacerte algunas preguntas.

sábado, 7 de septiembre de 2013

Vías de contacto con el programa "Voces del Misterio"

Como muchos de vosotros ya sabéis, el próximo viernes 20 de septiembre dará comienzo la nueva temporada de Voces del Misterio. Los miembros del equipo estamos trabajando para ofreceros los mejores contenidos y queremos contar con vosotros para conseguirlo.

Sólo tenéis que escribirnos, indicándonos qué temas os gustaría que tuvieran su espacio en el programa esta temporada. Para hacernos llegar vuestras opiniones y sugerencias podéis utilizar el correo de este blog o las vías de contacto habituales del programa:
Canal Voces del Misterio en ivoox: canalvocesdelmisterio.ivoox.com

Voces del Misterio, todos los viernes de 20:30 a 22:30 horas, en SFC Radio (91.6 FM), emisión online e Ivoox.

País de mierda, liga de mierda

La liga española de fútbol es un reflejo de lo que es este país a día de hoy, es decir, una mierda. El reparto del dinero de las televisiones ha provocado que Real Madrid y F.C. Barcelona se hayan distanciado tanto del resto de equipos que el campeonato doméstico se parece cada día más al escocés, donde Celtic de Glasgow y Glasgow Rangers están a años luz de los demás.

Las cifras exactas no las conozco, prefiero no saberlas porque en un momento como el que vivimos me parece indecente que se hable de tal cantidad de millones de euros, pero sí me gustaría comentar un par de cosas al respecto como aficionado al fútbol, al de antes, no a lo que se ha convertido en los últimos tiempos.

Por suerte, no soy madridista ni culé. Y digo por suerte porque, como aficionado al deporte y no a la basura en la que se ha convertido, creo que los dieciocho equipos restantes que forman la liga deberían plantarse y simplemente no tomar los partidos en los que se enfrenten a Madrid y Barça como una jornada de descanso.

Deberían alinear a los menos habituales y a canteranos prometedores, reservando a los titulares para la jornada siguiente. Así, Real Madrid y F.C. Barcelona sumarían todos los puntos del campeonato y lucharían por el título en sus enfrentamientos directos, mientras que los demás competirían por las plazas de Champions, Europa League y por evitar el descenso sin contar con ellos.

Cada temporada que pasa me interesa menos la liga española. La sigo porque soy del Betis y me gusta ver los partidos de mi equipo, pero poco más. Me atraen mucho más otras ligas como la Bundesliga o la Premier League, infinitamente mejores que la nuestra. Hay jornadas que ni siquiera sé qué resultados se han dado más allá del partido del Betis, y es que me resulta tedioso, por decirlo suavemente, tanto abuso a base de talonario.

Creo necesario un reparto equitativo del dinero de las televisiones, implantar un sistema similar al que existe en la Premier League inglesa, donde incluso un recién ascendido recibe un buen trozo del pastel televisivo. Mientras eso no ocurra aquí, la liga española seguirá siendo la mierda que es a día de hoy.

Sigo al Real Betis Balompié, porque es mi equipo, pero cada día que pasa me interesa menos la competición adulterada que padecemos en este país. Espero que esto cambie, como tantas otras cosas que necesitan un cambio en este país de mierda.

viernes, 6 de septiembre de 2013

Los misterios del arte (VI): El "astronauta" de Fergana

La primera vez que supe de la historia del astronauta de Fergana fue leyendo a Erich von Däniken. En dos de sus obras, El mensaje de los dioses (Martínez Roca, año 1973, página 71) y El oro de los dioses (Martínez Roca, año 1974, página 96), el excéntrico investigador suizo escribió sobre el tema y publicó la famosa fotografía en cuestión.

Soy un firme defensor de que en la más remota antigüedad pudo haber mucho más de lo que la Historia oficial cuenta, aunque por supuesto es más una creencia personal sustentada en meros indicios (bien es cierto que algunos bastante sólidos) que una realidad tangible.

Ese es uno de los motivos por los que me atraen tanto los misterios del arte y sus anomalías, así como los OOPARTS. Para quien no conozca el significado de este palabro, no es más que el acrónimo de la expresión Out Of Place Artifacts (Objetos Fuera de Lugar). En resumen, se trata de objetos que existen pero que no deberían estar ahí, al encontrarse en un contexto en el que podrían desafiar a la cronología de la historia convencional.

Ejemplos de OOPARTS hay muchos, repartidos por todo el planeta, y los iré compartiendo poco a poco. Pero el que hoy me ocupa es muy especial, tan especial que ha hecho correr ríos de tinta; una fotografía espectacular que todos han dado por buena durante muchos años, que existe... pero cuyo significado real no tiene nada que ver con el que se le ha dado por parte de la mayoría de los investigadores.

Se supone que la pintura que vais a ver a continuación fue encontrada junto con otras pinturas rupestres en una cueva del valle de Ferghana, Fergana o Ferganá, un lugar apartado compartido entre Tayikistán, Kirguizistán y Uzbekistán, en Asia Central. En diversas informaciones aparecidas a lo largo de los años se ha datado en diversos periodos, pero nunca se ha concretado el lugar exacto donde se encuentra ubicada y la única prueba que tenemos de su presunta existencia es esta fotografía:
Demasiado explícita para ser verdad, ¿no creéis? Más aún si aumentamos un par de detalles:
Esta es la historia que yo conocía hasta hace poco. Buscando información sobre el tema en internet, descubrí un espléndido artículo publicado por el investigador Manuel Carballal en el número 53 de El ojo crítico, donde se desmontan los escasos argumentos a favor de la veracidad del astronauta de Fergana.

Insisto, la imagen existe, pero durante muchos años se obvió la realidad, esta es: la ilustración procede de un artículo publicado en 1967 por Viatcheslaw Zaitsev en el número 1 de la revista Spoutnik, titulado Los visitantes del Cosmos. En dicho artículo apareció la imagen por primera vez, y gracias a la investigación de Carballal ahora sabemos que no se trata más que de un dibujo creado para ilustrar la cabecera del artículo de Zaitsev y su autor fue un tal A. Brousnlov.

Tras una ardua investigación, Manuel Carballal se hizo con un ejemplar de la revista en cuestión y dio con la clave. Esta es la imagen, extraída de su artículo El astronauta de Fergana nunca existió citado anteriormente (cuya lectura recomiendo encarecidamente), donde puede observarse con claridad la firma del autor del dibujo (Carballal lo traduce por Brousnlov, aunque mi cuñada, búlgara ella y conocedora de los caracteres cirílicos, me confirma que debería traducirse por A. Brusilov), firma que fue convenientemente suprimida en posteriores reproducciones de la imagen:
Creo que es importante afrontar el misterio con mentalidad abierta. No es bueno pecar de crédulos ni tener por bandera un escepticismo a ultranza; ambas posturas no ayudan al avance del conocimiento en ningún ámbito del saber. Hay que separar el grano de la paja, e igual que divulgamos casos que a día de hoy no tienen explicación, debemos hacerlo también con aquellos que sí la tienen. El caso del astronauta de Fergana pertenece, con las pruebas en la mano, a este segundo grupo. Una historia curiosa que demuestra cómo un inocente dibujo creado para ilustrar un artículo de una revista puede convertirse en toda una leyenda urbana.

jueves, 5 de septiembre de 2013

"El Maestro del Prado", Javier Sierra

El Maestro del Prado
Javier Sierra (2013)
Editorial Planeta
Entre mis lecturas habituales, los libros de Javier Sierra se han convertido en una cita ineludible para mi. Es de los pocos autores de los que he leído toda su obra y tengo todos sus libros. El turolense tiene la habilidad de construir tramas atractivas y bien argumentadas. Algunas de sus obras anteriores como La cena secreta y El ángel perdido demostraron que la clave de su éxito es una sólida base real sostenida en los muchos años de investigación del autor.

Sierra entretiene y aporta información relevante; lo hizo en sus obras anteriores y en El Maestro del Prado profundiza en un tema desconocido para muchos, los misterios del arte.

Nunca he sido un experto en pintura pero siempre he pensado, no sé por qué, que muchos cuadros guardan un mensaje encriptado más allá del sentido evidente que se les da.

El Maestro del Prado se centra en los mensajes ocultos (o no tan ocultos; están a la vista de todos, sólo hay que saber interpretarlos) que guardan algunas de las obras que se conservan en el Museo del Prado de Madrid.

En palabras del propio Javier Sierra, estamos ante un episodio autobiográfico ocurrido hace muchos años que ha decidido compartir con sus lectores. La historia es apasionante; he aquí parte de la sinopsis:

Una aventura que cambiará para siempre nuestra percepción del arte y nos ayudará a comprender su función íntima y su sentido. Un libro, en definitiva, que se convertirá en todo un referente para aquellos visitantes del Museo del Prado de Madrid que quieran ver más allá de lo que muestran sus pinturas.

Javier Sierra se nos presenta en esta narración como alumno y maestro a la vez y nos enseña el Prado en todos los sentidos. Pero este escritor nunca hace las cosas como los demás. Para llevar a cabo el viaje iniciático que narra El maestro del Prado, urde una trama apasionante que tiene como hilo conductor la presencia y las enseñanzas del doctor Luis Fovel, un hombre misterioso al que un jovencísimo Sierra conocerá una tarde de finales de 1990 frente a La Perla, una de las mejores tablas de Rafael. A partir de ese encuentro, Fovel recorrerá con el autor las salas del museo y le descifrará los enigmas que esconde su colección renacentista, proporcionándole una serie de pautas que llevarán al escritor mucho más lejos de lo que nunca hubiera imaginado.

Si tenía ganas de visitar el Museo del Prado, tras la lectura de El Maestro del Prado me apetece aún más perderme en las salas de la pinacoteca madrileña. El enigmático Luis Fovel instruye al autor en el significado profundo de las obras de arte que se pueden contemplar en el museo y en las más que probables influencias que marcaron a sus creadores.

Sierra nos introduce en una trama de proporciones históricas en la que nos demuestra que casi nada es lo que parece. Especialmente interesante me ha parecido el giro final de la historia, que no voy a destripar pero que adelanto tiene implicaciones difíciles de creer y de asimilar.

El Maestro del Prado es, de todos los libros de Javier Sierra, el que más me ha gustado con diferencia. Disfruté mucho con La cena secreta, El ángel perdido y con sus primeros libros, pero el que hoy reseño me ha hecho descubrir e interesarme por el significado profundo de obras de arte que solemos mirar pero no comprender, obras que solemos contemplar sin atisbar siquiera las intenciones profundas de aquellos que deslizaron en sus cuadros mensajes ocultos, escondidos a la vista de todos.

¿Sabes? Vivimos tiempos en los que los mensajes del arte parecen no importarle ya a nadie. Nos han hecho creer que lo único que interesa de éste es su aspecto formal, estético, los pigmentos o las técnicas empleadas, e incluso la biografía o las circunstancias personales del artista. Todo antes de preguntarnos por la razón exacta que llevó a la ejecución de una obra como ésta. Desde esa visión materialista del arte, prestar atención al mensaje equivale a adentrarse en lo especulativo, en lo inmaterial. Pero no es así. En realidad es centrarse en el lado espiritual de la pintura, en su quintaesencia... El arte sólo funciona cuando maravilla.
Luis Fovel.

lunes, 2 de septiembre de 2013

Premio Liebster Award

Esta mañana, revisando mi correo, me encontré con un mensaje inesperado:

¡Hola! En mi blog “Tentempié Literario” te he dejado una sorpresa. Lee la entrada para descubrir de qué se trata.
Por ser un blog relativamente nuevo y al parecer bastante prometedor en el mundo de los blogs, he nominado a tu blog para recibir el premio Liebster Award. ¡¡¡ENHORABUENA!!! (perdón por el SPAM)

Me ha hecho mucha ilusión recibir este mensaje y desde aquí quiero agradecer la nominación a los administradores de Tentempié Literario.

Muchos os preguntaréis qué es eso del Liebster Award. Para ser sincero, no sabía de su existencia hasta ahora. Se trata de una cadena de nominaciones entre blogs, una buena forma de interactuar entre blogueros y conocer el trabajo de otros.

Las reglas que cada blog nominado debe cumplir son las siguientes:

-Nombrar y agradecer el premio al blog que te ha concedido la nominación.
-Hacerte seguidor del blog.
-Responder a las 11 preguntas que te hace.
-Conceder el premio a 11 blogs nuevos, con pocos seguidores.
-Hacer 11 preguntas a los blogs que nomines.
-Informar del premio a los 11 blogs que nomines.

Una vez agradecida la nominación a los administradores de Tentempié Literario y haberme hecho seguidor del blog, he de pasar al tercer punto, respondiendo a las 11 preguntas siguientes:

- ¿Qué es para vosotros la lectura?
Una necesidad y una de las mayores aficiones que tengo. Mi biblioteca no para de crecer y no concibo ir a ninguna parte sin un libro.

-¿Con qué edad aproximada comenzaste a leer?
Leo desde que tengo uso de razón. Resumiendo mucho mi historia como lector, comencé con los cómics de Ibáñez, las aventuras de Los Cinco y los libritos de Elige tu propia aventura; descubrí a Julio Verne, posiblemente el autor con el que más disfruté en mi adolescencia, y hubo un antes y un después para mi con la lectura de Drácula, del irlandés Bram Stoker.

-¿Qué tipo de novelas es tu favorita?
Me atraen mucho los libros de misterio, terror y ciencia ficción, aunque no descarto casi ningún género a la hora de leer siempre que la historia me llame la atención.

-Si tuvieras que destacar a un autor, ¿Cuál sería y por qué?
Uno de mis autores de referencia desde mi adolescencia es Julio Verne. En la actualidad, leo a muchos autores de estilos muy diferentes, desde Javier Sierra a Sam Savage o Anna Starobinets. También me gusta mucho la literatura inglesa. 

-¿Cómo surgió la idea de crear tu propio blog?
Tenía un blog deportivo, pero quise crear otro dedicado a la lectura y a la escritura, en el que redactar reseñas y escribir de todo un poco, siempre orientado a la literatura. El blog también me permite estar al día de lo que se cuece en el sector editorial. 

-¿Qué prefieres: un libro o una película?
Un libro siempre. No soy muy cinéfilo.

-¿Hay algún libro para ti más especial que los demás? ¿Por qué?
Como apunté antes, Drácula de Bram Stoker supuso un antes y un después en mi historia como lector. Es de los pocos libros que he releído. De los que he leído recientemente, me ha gustado mucho El Vivo, de la rusa Anna Starobinets.

-¿Qué libro no recomendarías a la hora de leer?
Suelen pedirme consejos lectores mis familiares y amigos. Mis recomendaciones suelen depender de la persona que me la pide, ya que un libro puede entusiasmar a unos y ser rechazado por otros.

-Cuéntanos una cualidad tuya que te hace destacable.
Ya que estamos hablando de lectura y escritura, mis mayores aficiones, creo que poseo una gran imaginación y facilidad para escribir, así como mucho tesón con las cosas que me atraen. He de reconocer que soy más dejado con aquello que no me interesa, pero creo que es algo que nos pasa a todos.

-Si tuvieras que escribir una historia, ¿qué temática tendría?
Hasta ahora he escrito microrrelatos y relatos cortos, aunque tengo varias ideas en mente y me gustaría darles forma algún día. En cuanto a la temática, será posiblemente de misterio o algún ensayo. 

-En una escala de 1 a 10, ¿qué puntuación le darías a la importancia de leer?
No le daría un 10 porque en la vida hay cosas que están por encima de todo, pero sí podría calificar con un 8 a la lectura y un 9 a la escritura. Al fin y al cabo, son mis mayores aficiones.

Después de responder a las preguntas propuestas, paso a anunciar los blogs que he decidido nominar, a los que notificaré mi decisión posteriormente:

- La amena biblioteca de Redfield Hall
- Librosenvenahttp://librosenvena.com/
- La manía de leerhttp://lamaniadeleer.com/
- Papiroflexia inversahttp://escapolamaga.blogspot.com.es/

Estas son las preguntas que tendrán que responder los nominados:

- ¿Cuándo creaste tu blog y por qué?
- ¿Cuánto tiempo sueles dedicar a escribir en tu blog?
- ¿Cuáles son tus principales aficiones?
- ¿Libro electrónico o en papel?
- ¿Cuál es el primer libro que recuerdas haber leído?
- ¿Cuál es tu libro favorito?
- ¿Qué libro ha sido mejor llevado al cine en tu opinión?
- ¿Tienes alguna librería de cabecera que recomendarnos?
- ¿Cuántos libros tienes en tu biblioteca?
- ¿Cuál es tu editorial favorita y por qué?
- ¿Utilizas las redes sociales Facebook y Twitter?

Gracias a todos, enhorabuena a los nominados y espero que continuéis la cadena del Liebster Award, una forma espléndida de interactuar con otros blogueros y conocer el trabajo de gente con intereses afines.