miércoles, 11 de septiembre de 2013

De vacaciones con el hombre de negro

No suelo utilizar letras de canciones; prefiero usar mis propias palabras para expresarme, siempre se ajustan mejor a lo que quiero transmitir. No obstante, hoy voy a hacer una excepción con dos canciones con las que me identifico bastante.

Ambas tratan sobre las miserias del ser humano, tema recurrente en estos tiempos convulsos que nos ha tocado padecer. Canciones escritas hace años pero cuyas letras tienen plena vigencia.

La primera es de uno de mis grupos favoritos, Green Day. Me siento identificado con muchas de sus canciones pero hay una, Holiday, que me gusta especialmente. Se trata de un alegato antibelicista que les costó ser muy criticados en su propio país. La letra (y la música, la canción es genial) no tiene desperdicio:
Holiday (vídeo aquí)

Say, hey!

Hear the sound of the falling rain
Coming down like an Armageddon flame (Hey!)
The shame
The ones who died without a name

Hear the dogs howling out of key
To a hymn called "Faith and Misery" (Hey!)
And bleed, the company lost the war today

I beg to dream and differ from the hollow lies
This is the dawning of the rest of our lives
On holiday

Hear the drum pounding out of time
Another protester has crossed the line (Hey!)
To find, the money's on the other side

Can I get another Amen? (Amen!)
There's a flag wrapped around a score of men (Hey!)
A gag, a plastic bag on a monument

I beg to dream and differ from the hollow lies
This is the dawning of the rest of our lives
On holiday

(Hey!)
(Say, hey!)

"The representative from California has the floor"

Sieg Heil to the president Gasman
Bombs away is your punishment
Pulverize the Eiffel towers
Who criticize your government
Bang bang goes the broken glass and
Kill all the fags that don't agree
Trials by fire, setting fire
Is not a way that's meant for me
Just cause (hey, hey, hey), just cause, because we're outlaws yeah!

I beg to dream and differ from the hollow lies
This is the dawning of the rest of our lives
I beg to dream and differ from the hollow lies
This is the dawning of the rest of our lives

This is our lives on holiday

Ahora regresemos a nuestro país. Siempre me ha gustado la música de Loquillo y los Trogloditas, autores de grandes canciones que forman parte de la historia del rock español. Hoy quiero compartir con vosotros una canción muy especial, una versión de la original de Johnny Cash, popularizada en los años 90 por José María Sanz Beltrán, más conocido como Loquillo. La canción se titula El hombre de negro y transmite un mensaje claro y muy reivindicativo, toda una declaración de principios:
El hombre de negro (vídeo aquí)

Voy de negro y te preguntas el por qué
porque no visto otros colores sé muy bien
que mi apariencia puede resultar sombría y gris
tengo razones para vestir así

Llevo el negro por los pobres y también
por los vencidos puestos contra la pared
Lo llevo por el preso,
que paga el sueldo de
una ley hecha a medida del poder.

Llevo el negro por aquellos que jamás
hicieron caso a Cristo al proclamar
que existe un camino de Amor y de Piedad
hablo claro, tú me entenderás

Voy de negro por la injusta soledad
de los viejos y los que acabarán
fríos como piedras después de cabalgar
mientras alguien se hace rico en su sofá

Voy de negro por el joven que caerá
en la guerra creyendo tener detrás
a Dios y a su madre de su lado
y no es verdad.
es la carne del juego de un general

Sé que hay cosas que nunca estarán bien
pero nada es imposible mírame
yo canto esta canción
¿ que puedes hacer tú ?
Mira hacia dentro y carga con tu cruz

Quiero enseñar un arco iris al cantar
pero en mi espalda cae la oscuridad
y hasta que la luz no brille de verdad
voy de negro, de negro me verás.

La música tiene esa virtud. No sólo emite acordes, notas y sonidos; en ocasiones también nos transmite un mensaje que nos golpea con fuerza y nos llega a lo más profundo de nuestro ser. Esa es parte de la grandeza de cualquier expresión artística.

No hay comentarios: