sábado, 7 de septiembre de 2013

País de mierda, liga de mierda

La liga española de fútbol es un reflejo de lo que es este país a día de hoy, es decir, una mierda. El reparto del dinero de las televisiones ha provocado que Real Madrid y F.C. Barcelona se hayan distanciado tanto del resto de equipos que el campeonato doméstico se parece cada día más al escocés, donde Celtic de Glasgow y Glasgow Rangers están a años luz de los demás.

Las cifras exactas no las conozco, prefiero no saberlas porque en un momento como el que vivimos me parece indecente que se hable de tal cantidad de millones de euros, pero sí me gustaría comentar un par de cosas al respecto como aficionado al fútbol, al de antes, no a lo que se ha convertido en los últimos tiempos.

Por suerte, no soy madridista ni culé. Y digo por suerte porque, como aficionado al deporte y no a la basura en la que se ha convertido, creo que los dieciocho equipos restantes que forman la liga deberían plantarse y simplemente no tomar los partidos en los que se enfrenten a Madrid y Barça como una jornada de descanso.

Deberían alinear a los menos habituales y a canteranos prometedores, reservando a los titulares para la jornada siguiente. Así, Real Madrid y F.C. Barcelona sumarían todos los puntos del campeonato y lucharían por el título en sus enfrentamientos directos, mientras que los demás competirían por las plazas de Champions, Europa League y por evitar el descenso sin contar con ellos.

Cada temporada que pasa me interesa menos la liga española. La sigo porque soy del Betis y me gusta ver los partidos de mi equipo, pero poco más. Me atraen mucho más otras ligas como la Bundesliga o la Premier League, infinitamente mejores que la nuestra. Hay jornadas que ni siquiera sé qué resultados se han dado más allá del partido del Betis, y es que me resulta tedioso, por decirlo suavemente, tanto abuso a base de talonario.

Creo necesario un reparto equitativo del dinero de las televisiones, implantar un sistema similar al que existe en la Premier League inglesa, donde incluso un recién ascendido recibe un buen trozo del pastel televisivo. Mientras eso no ocurra aquí, la liga española seguirá siendo la mierda que es a día de hoy.

Sigo al Real Betis Balompié, porque es mi equipo, pero cada día que pasa me interesa menos la competición adulterada que padecemos en este país. Espero que esto cambie, como tantas otras cosas que necesitan un cambio en este país de mierda.

No hay comentarios: