lunes, 4 de noviembre de 2013

CdS: Faltan 9 días

Si todo va bien, la semana que viene volveré al Camino de Santiago. Iré con mi novia; saldremos el miércoles 13 de Sevilla hacia León (aún no sabemos si en coche o en tren), nos alojaremos en uno de los albergues de la ciudad y el jueves 14, bien temprano, iniciaremos la marcha hacia Santiago de Compostela.

Será la tercera vez que recorra el Camino desde la capital leonesa, pero hace ya mucho, demasiado tiempo, de la última vez. Fue en el verano del año 2000 y ahora me apetece conocer el Camino en otra época del año, más dura tal vez pero seguro que con un encanto especial.

Para mi novia será la primera vez y está muy ilusionada. Tiene un poco de temor por las condiciones climatológicas que podemos encontrarnos pero no tenemos prisa por llegar a Santiago, disponemos de días de sobra para recorrer los 310 kilómetros que separan León de la capital gallega e iremos cubriendo etapas en función del tiempo y de nuestro estado.

Las cosas han cambiado mucho desde que estuve allí por última vez y espero que las dos experiencias anteriores me sirvan para evitar aquello que me lo hizo pasar tan mal. Calzado cómodo y nada de peso innecesario son las claves. Utilizaré la misma mochila y para evitar las molestas ampollas en los pies me he comprado unas buenas botas de trekking OriocX Candanchú:
El único medio de comunicación que llevaré al Camino será el teléfono móvil, por lo que estaré ausente del blog. Mi intención es tuitear algunas fotos de los lugares por los que vayamos pasando, así como llevar adelante un diario de ruta. No será la primera vez; en mi estreno como peregrino, tomé abundantes notas que a mi regreso se convirtieron en un diario, del que entregué una copia a cada uno de mis compañeros de viaje. Me gustaría repetir en esta ocasión, aunque todo dependerá de cómo me vaya encontrando y las ganas de escribir que tenga cada día después de caminar tantos kilómetros.
Hoy es lunes. Quiero que la semana pase rápido y llegue el martes 12 por la tarde, prepararlo todo y salir hacia León. Me gusta el frío, me gusta la tranquilidad, y creo que en esta ocasión voy a encontrar las dos cosas en el Camino. Me apetece seguir la Vía Láctea hacia Santiago y visitar de nuevo aldeas y pueblos leoneses y gallegos que tan buen sabor de boca me dejaron hace años. Tengo muchas ganas de alejarme de la ciudad...

3 comentarios:

Andy Montagut dijo...

Hola,

soy un autor novel que acaba de publicar su primera novela "EL AMIGO ESPAÑOL".
Aquí te dejo la URL dedicada a la novela:

http://elamigoespanol.blogspot.com.es/

también estamos en Facebook:

https://www.facebook.com/elamigoespanol

Creo que podría resultarte interesante el argumento.
Si quieres más info, dime y podemos entablar una colaboración.

Hasta pronto ;))

Lady Aliena dijo...

Tengo muchas ganas de hacer el Camino de Santiago, lo que no tengo es tiempo, si me decido, ¿ desde dónde me recomiendas empezar?.

Ismael dijo...

Hola Andy. Ante todo, gracias por contactar conmigo. Visitaré tu web y estaremos en contacto, tu novela tiene buena pinta, te deseó mucha suerte con ella ;)

Aliena, el Camino de Santiago es toda una experiencia. Al margen de creencias religiosas, se trata de un recorrido histórico y cultural espléndido, conoces lugares y personas interesantes y te apartas de la vorágine del día a día.
En cuanto al lugar de partida, depende del tiempo que dispongas. Yo he empezado siempre desde León porque es una ciudad preciosa, es una buena distancia (310 km más o menos) y te da tiempo de disfrutar de lugares muy distintos y emblemáticos del Camino.
Hay gente que dispone de menos tiempo y sólo recorre el último tramo, los 100 km desde Sarria a Santiago.
Lo ideal sería disponer de mucho tiempo y hacerlo desde los Pirineos, pero eso hoy en día no es viable para casi nadie...
Por último, hay quienes hacen el Camino por tramos; en Semana Santa uno, en verano otro... hasta llegar a Santiago.
En fin, hay tantos Caminos como peregrinos. Yo te recomiendo desde León porque es lo que conozco y me ha ido bien, pero cada uno debe saber el tiempo del que dispone y sus preferencias.

Un saludo.