lunes, 2 de diciembre de 2013

A estas alturas... Mi debut borgiano

Este fin de semana me he estrenado como lector borgiano. Sí, aunque pueda parecer mentira, nunca había leído al argentino hasta el pasado sábado.

Las lecturas que llevan a otras lecturas son mi debilidad. Jorge Carrión, con su ensayo Librerías, no sólo consigue que apetezca hacer el petate y viajar por el mundo conociendo una por una todas las librerías que nos muestra (las que quedan abiertas, claro está; hay algunas que ya sólo podemos visitarlas a través de ensayos como el de Carrión); también nos propone lecturas relacionadas con el tema de su ensayo.

Es el caso de Jorge Luis Borges. Del célebre escritor argentino (1899-1986), en la introducción de Librerías, cita los tres relatos que he leído este fin de semana: La biblioteca de Babel, Funes el memorioso y El Aleph.
El universo borgiano me ha parecido alucinante, aunque a ratos irregular. Como lector, los conceptos planteados por Borges me parecen fascinantes: aunque el más conocido de los relatos citados sea sin lugar a dudas El Aleph, personalmente el que más me ha gustado es Funes el memorioso. He leído que según el propio autor, se trata de una larga metáfora del insomnio. El protagonista sufre de hipermnesia, un síntoma del síndrome del sabio y, si consideramos el sueño (en su primera fase) como un depurador de recuerdos (sólo quedan en nuestra mente lo importante o lo más impresionante que nos haya sucedido), al no dormir no eliminamos recuerdos, es decir, no tenemos la capacidad de olvidar muchas cosas con las que no podríamos vivir.

Un accidente deja tullido a Ireneo Funes a los 19 años. Primero pierde el conocimiento y luego, al recobrarlo, comienza a ser capaz de recordar todo objeto y todo fenómeno con una memoria prodigiosa y detallada, cualquiera que sea su antigüedad. Si antes podía saber la hora sin ver el reloj, ahora Funes ha afinado sus asombrosas capacidades: lo recuerda todo, y cada percepción que tiene es, para él, una característica única e inolvidable.

Sobre los otros dos relatos dejaré mi opinión para más adelante, junto con la reseña de otras lecturas borgianas. Ahora que el universo borgiano se ha abierto ante mi, mi deseo es profundizar en él, pese al riesgo de quedar atrapado o de salir escaldado de él. Deseadme suerte.

No hay comentarios: