viernes, 21 de febrero de 2014

"La cabina", Antonio Mercero

Hoy he vuelto a ver La cabina, de Antonio Mercero. Y lo he hecho después de disfrutar del programa que le dedicó Juan Carlos Ortega en La mitad invisible el 8 de octubre de 2011.

Estamos ante un hito de la televisión nacional. En poco más de media hora, el espléndido guión coescrito por Mercero y José Luis Garci y la magistral interpretación de José Luis López Vázquez logran transmitir angustia, terror y horror al tiempo que deslizan una crítica feroz a la sociedad española de la época. Su primera emisión en Televisión Española tuvo lugar el 13 de diciembre de 1972 y cosechó numerosos premios nacionales e internacionales, entre ellos el Premio Emmy al mejor telefilme, convirtiéndose así en la única producción española que ha logrado tal galardón hasta la fecha.

El argumento es simple: un hombre queda atrapado en una cabina telefónica. Pese a los intentos de ayuda de algunos transeúntes, no puede ser liberado. A partir de ahí, se desata el horror.

La primera parte se rodó en la madrileña Plaza de Arapiles y para la escena final el equipo se trasladó a las instalaciones de la central hidroeléctrica de Aldeadávila, en la provincia de Salamanca.

El director, Antonio Mercero, ha afirmado en más de una ocasión que su intención era la de rodar una cinta de terror o ciencia ficción, aunque también ha dicho de ella que se trata de una parábola abierta a todo tipo de interpretaciones, y que según la sensibilidad, cultura y formación de cada uno, se interpretará de forma distinta. Desgraciadamente, todos los seres humanos tenemos muchas cabinas de las que liberarnos. Hay cabinas de tipo moral, hay cabinas de tipo educativo, hay cabinas de tipo mental y hay cabinas económicas, que nos aprisionan. Cada uno tiene que ser consciente de en qué cabinas está metido e intentar liberarse. Ese es nuestro destino.

La cabina ha resistido muy bien el paso del tiempo. Sigue transmitiendo la misma critica feroz, la misma angustia y el mismo horror que sintieron quienes pudieron verla hace más de 40 años. Todo concentrado en poco más de media hora de emisión.

Os dejo dos enlaces. El primero, del mediometraje íntegro. El segundo, el del programa que le dedicó La mitad invisible. Que los disfrutéis.


No hay comentarios: