viernes, 14 de marzo de 2014

"Avernum. 25 Rutas al Infierno", José Antonio Apolo

Avernum. 25 Rutas al Infierno
José Antonio Apolo (2013)
Kronos Ediciones
La semana pasada compré el libro de mi compañero de Voces del Misterio José Apolo. Es su primera obra y tiene el sugerente título de Avernum. 25 Rutas al Infierno, publicado por Kronos Ediciones. El viernes me acerqué al estudio para saludar a los compañeros (espero poder reincorporarme pronto) y Apolo me firmó su libro. Ni que decir tiene que me encantó la dedicatoria y hace unos días publiqué un primer artículo sobre su ópera prima, sin haberla leído aún.

Esta semana, después de terminar con Los escritos irreverentes de Twain, me lié la manta a la cabeza y decidí poner rumbo a ese Avernum tan particular que nos ha preparado el bueno de Apolo. Dispuesto a disfrutar y sufrir a partes iguales, me zambullí en la lectura.

Viajé a África, intentando dar caza a los leones de Tsavo; hice lo que pude para evitar ser el almuerzo de unos tiburones, los mismos que acabaron con buena parte de la tripulación del Indianápolis; di un rodeo para no atravesar el manglar donde me esperaban los cocodrilos marinos de Ramree; conocí de primero mano a asesinos despiadados de la talla de Richard Kuklinski, Jure Grando, Vlad Draculea, Ted Bundy, Erzsébet de Bathory, Shirō Ishii o Butch Cassidy, entre otros; reviví algunos pasajes de la Historia como las Cruzadas, la lucha de Spartacus y William Wallace por su libertad o la Tregua de Navidad durante la I Guerra Mundial; y acompañé a intrépidos exploradores como Ernest Shackleton, Percy Harrison Fawcett o Robert Falcon Scott.

Leí el libro no de un tirón, pero casi. Cada capítulo tiene la extensión justa para resultar ameno y pedagógico sin caer en el academicismo excesivo, está bien escrito y logra su objetivo, entretener e instruir.

El ser humano es capaz de lo mejor y de lo peor, desde explorar rincones ignotos del planeta a descuartizar a sus congéneres. A veces, la línea entre el héroe y el psicópata es tan fina que una misma persona puede ser lo primero o lo segundo en función del prisma con el que se enfoque la Historia. Son los casos, por ejemplo, de Vlad Draculea, Qin Shi Huang o George Armstrong Custer, héroes para unos y villanos para otros (me incluyo entre estos últimos, por supuesto).

Los capítulos dedicados a asesinos en serie y psicópatas de diverso pelaje ponen los vellos de punta. Sus vidas, a menudo marcadas por la desgracia desde la infancia; desde la gestación del monstruo hasta que se desata el horror. Apolo lleva muchos años investigando y divulgando crónica negra y ha volcado todo eso en Avernum, con espléndido resultado.

En el extremo opuesto encontramos a exploradores de la talla de Shackleton, Fawcett o Scott, unos intrépidos aventureros dispuestos a dar su vida por llegar un paso más allá, a lugares donde nadie había llegado antes. O también a personajes poco conocidos pero con una vida sorprendente, como Simo Häyhä o Joan Pujol, Garbo.

Cada apartado contiene un gran trabajo de documentación. Al final del libro, el autor ha incluido un apartado bibliográfico muy completo donde se incluyen obras fundamentales para quien desee profundizar en los temas que trata.

Todo esto y mucho más es Avernum, el primer y más que recomendable libro de José Apolo. Podéis adquirirlo en las librerías Reguera (Almirante Apodaca, 23), El Gusanito Lector (Feria, 110) y Repiso (Cerrajería, 4), todas en Sevilla capital; o por internet, contactando con el autor vía blog (El Octavo Pasajero), correo electrónico (elpasajero8@gmail.com), Twitter (@Pasajero8) o Facebook.

No hay comentarios: