jueves, 3 de abril de 2014

Jesús de Aragón, el Verne de Valsaín

La lectura ha formado siempre parte de mi vida. En mi infancia, como tantos otros niños, disfrutaba de los cómics de Mortadelo y Filemón, Zipi y Zape, Pepe Gotera y Otilio... Qué socorridas han sido siempre las parejas en el humor.

No obstante, mi afición por la lectura se afianzó, en buena medida, a los nueve años. Entre los muchos regalos que me hicieron por mi comunión (ese es el verdadero sentido de la comunión para un niño, no nos engañemos: fiesta y regalos), recibí uno muy especial: un pack de tres libros de Julio Verne. No recuerdo quién me los regaló, pero gracias.

Gracias porque la lectura de Verne me abrió los ojos y me descubrió un mundo que había llegado para quedarse. Los tres libros eran (y son, porque aún los conservo) La vuelta al mundo en ochenta días, El Chancellor y Viaje al centro de la Tierra. Su lectura, además de horas de diversión, me cambió la vida: por un lado, caí en las redes de Verne para siempre; por otro, elevó mi ansia lectora a cotas inimaginables entonces para mí; y en tercer lugar, la lectura del alucinante viaje de Axel, Hans y el profesor Otto Lidenbrock tras los pasos de Arne Saknussemm, despertó mi curiosidad por la escritura. Así, empecé a escribir un diario que se convirtió en el germen de mi afición desmedida por todo lo que huele a literatura.

Aunque no lo parezca no quería, no quiero, hablar de Julio Verne. Todo esto ha surgido al recordar un libro que siempre he querido leer: la biografía del escritor francés que escribió Miguel Salabert. Un libro publicado por Alianza Editorial en 1974, me consta que difícil de encontrar, que lleva por título Julio Verne, ese desconocido. Porque hoy quiero que conozcáis a un desconocido muy especial.

Insisto, este artículo no va sobre el genio de Nantes. Vamos a quedarnos por el barrio. Os presento al Julio Verne español: Jesús de Aragón.
Descubrí a este autor gracias a un espléndido artículo de Fernando R. Lafuente en el suplemento ABC Cultural del pasado 11 de enero, en el que lamenta el inmerecido desconocimiento que se tiene en nuestro país de la figura de Jesús de Aragón.

En dicho artículo, Lafuente ensalza la obra de Aragón y sostiene que merece un reconocimiento que a día de hoy no se ha producido. Para paliar en parte este déficit, la librería Ícaro segoviana ha publicado la que muchos consideran la mejor obra de Aragón, La sombra blanca de Casarás.

Ayer me llegó, por mensajería, el libro de Aragón. Cuando lo lea publicaré la correspondiente reseña, pero para todos aquellos interesados en conocer algo más sobre este autor y su obra los propios editores han puesto en marcha el blog La sombra blanca de Casarás.
Tiempo habrá de comentar mis impresiones sobre esta obra, aunque me gustaría, no obstante, comentar algo que me ha llamado mucho la atención de la bibliografía del escritor nacido en Valsaín en 1893. Porque, sin haber leído ni una sola línea escrita por él, vais a empezar a comprender en seguida por qué es conocido como el Julio Verne español. Para ello, no hay más que repasar los títulos de algunas de sus obras:

- Cuarenta mil kilómetros a bordo del aeroplano "Fantasma"
- Viaje al fondo del océano
- Los piratas del aire
- Una extraña aventura de amor en la luna
- Nuevos sistemas de partida doble
- La ciudad sepultada
- El continente aéreo
- La sombra blanca de Casarás
- De noche sobre la ciudad prohibida
- La destrucción de la Atlántida
- Los caballeros de la montaña
- El demonio del Cáucaso
- Los cuatro mosqueteros del Zar
- Crepúsculo en la noche roja
(continuación de Los cuatro mosqueteros del Zar)

Curioso, ¿verdad? Las referencias son evidentes, no cabe la menor duda de que Julio Verne influyó de forma notable en la escritura de Jesús de Aragón. A falta de un análisis más profundo tras la lectura de La sombra blanca de Casarás, sirva de pincelada apriorística este detalle sobre los títulos de las obras.

Me pregunto cuántos grandes autores, con muchas cosas interesantes que decir, habrán pasado desapercibidos a lo largo de la Historia. Por ese motivo me gusta compartir estos pequeños descubrimientos. En esta ocasión, gracias a un artículo de periódico y a una librería que ha tenido la valentía de recuperar y editar una obra ya descatalogada, tenemos la oportunidad de rescatar del olvido a un autor como Jesús de Aragón, un escritor con una imaginación desbordante que, a buen seguro, merece ser recordado.

7 comentarios:

allan dijo...

Una vez que lo tomas, no lo dejas, asi me ha pasado, visita mi blog http://julesverneastronomia.blogspot.com

Ismael dijo...

Ahora mismo estoy terminando de leer un par de libros. En cuanto los lea, me pondré con "La sombre blanca de Casarás". No conocía a Jesús de Aragón y creo que hay que poner en valor a este tipo de autores.
Acabo de visitar tu blog y me ha gustado mucho. Con Julio Verne ocurre tal como dices: una vez que lo tomas, te engancha.
Gracias por tus comentarios, un saludo.

Allan Carciente dijo...

Hola de nuevo, estaba releyendo esta entrada,lo voy a poner en mi blog, en una serie de articulos para programar el año que viene, ahora estoy releyendo Paris en el siglo xx, y las nuevas aventuras de Robinsón Crusoe,Es la continuación de las Aventuras de Robinsón Crusoe, cuando termine uno de estos 2 leeré 100 años de soledad, libro que solamente pude leer hasta la pagina 4.
Leí un libro llamado Jules Verne-las naves extraordinarias y la ilusión de la ciencia, se analiza todas las naves que hay en sus libros y compré un llamado Sueños de CIENCIA, viaje al centro de Jules Verne,parece interesante, aparte leí una biografía de Verne de Volker Dehs,la primera parte no me gustó, la segunda si, el de Salabert es muy bueno.
Un saludo

Anónimo dijo...

El seudónimo de Jesús de Aragón era CAPITAN SIRIUS. Os recomiendo tambien que investiguéis a JOSE ELOLA

Ismael dijo...

Así es. Al parecer, Jesús de Aragón utilizó a lo largo de su vida dos seudónimos: Capitán Sirius y J. De Nogara.
Tomo nota de la recomendación, muchas gracias y un saludo.

Antonio Winterlong dijo...

Empecé con Julio Verne con 16 años,tengo ahora 62 y lo sigo leyendo y viajando con el como la primera novela.
Tengo todas sus obras y ahora las colecciono por editoriales.
Trataré de encontrar algo de Capitán Sirius.

Ismael dijo...

En la web Libros Prohibidos publiqué una reseña de "La sombra blanca de Casarás"; puedes leerla en http://libros-prohibidos.com/jesus-de-aragon-la-sombra-blanca-de-casaras/

La librería Ícaro segoviana está empeñada en recuperar la obra de Jesús de Aragón. De momento creo que solo han reeditado esta; espero que publiquen pronto alguna más.

Julio Verne también es uno de mis referentes. Me regalaron tres de sus libros hace muuuuchos años (creo recordar que tenía 9 o 10 años, ahora tengo 37) y ese fue el comienzo de mi afición por él y posiblemente por la lectura en general.

En la web de la librería Ícaro puedes encargar el libro de Jesús de Aragón http://www.libreria-icaro.com/es/tienda/productos/local-segovia-y-san-ildefonso-66/la-sombra-blanca-de-casaras-23304

Gracias por tu comentario, Antonio. ¡Un saludo!