jueves, 15 de mayo de 2014

Béla Guttman continúa haciendo de las suyas

Hace ahora un año, nada más terminar la final de la Europa League que enfrentó a Chelsea y Benfica, rescaté la antigua maldición que pesa sobre el club lisboeta. Podéis leer dicho artículo aquí, donde cuento el origen de esta historia.

Hace unos minutos, con la derrota de los del Estádio da Luz en Turín frente al Sevilla (por cierto, enhorabuena a mis amigos sevillistas), la maldición de Béla Guttman ha sumado un capítulo más. Si el pasado año los lisboetas perdieron en el último minuto, tras desperdiciar numerosas ocasiones, ayer cayeron también de forma cruel, por penaltis. El húngaro se lo tiene que estar pasando pipa allá donde esté.

Con la de ayer son ocho, que se dice pronto, las finales europeas que el Benfica ha perdido desde que Béla Guttman dejó de ser su entrenador, allá por 1962, y se despidió con un rotundo Sin mi, el Benfica no volverá a ganar una copa europea en cien años.
Estos son los datos. Un caso inédito en la Historia, una historia digna de ser contada:

Temporada 1962-1963: Final de la Copa de Europa: AC Milan 2 - Benfica 1
Temporada 1964-1965: Final de la Copa de Europa: Inter de Milán 1 - Benfica 0
Temporada 1967-1968: Final de la Copa de Europa: Manchester United 4 - Benfica 1
Temporada 1982-1983: Final de la Copa de la UEFA: Anderlecht 2 - Benfica 1
Temporada 1987-1988: Final de la Copa de Europa: PSV Eindhoven 6 - Benfica 5 (penaltis)
Temporada 1989-1990: Final de la Copa de Europa: AC Milan 1 - Benfica 0
Temporada 2012-2013: Final de la Europa League: Chelsea 2 - Benfica 1
Temporada 2013-2014: Final de la Europa League: Benfica 2 - Sevilla F.C. 4 (penaltis)

Han pasado 52 años y sigue sin romperse el maleficio. Imagino que ningún aficionado benfiquista llevará mañana flores a la tumba de Béla Guttman...

4 comentarios:

Rubén Angulo dijo...

Pues a mi me dio pena esa afición. Eso ya es demasiado. Yo soy de un equipo que sabe hasta dónde puede llegar, el Atlhetic, y por eso no sufro demasiado, pero el Benfica es un grande.
Sí que me da cierta curiosidad saber si los Béticos están doblemente tristes ;-)))

Un abrazo compañero

Ismael dijo...

El Athletic es un grande y tiene una filosofía que tiene mucho mérito mantener en este mundo globalizado y en el que el talonario es el que manda.

Yo soy bético y qué quieres que te diga, Sevilla es una ciudad dual en muchos aspectos y aunque siempre estemos picándonos unos a otros con el tema, no es menos cierto que todos tenemos familiares y amigos sevillistas y béticos, por lo que creo que hay que respetarse y felicitar al otro cuando gane y punto.

Me gustaría que fuera el Betis al que le vayan bien las cosas pero ya ves, otra vez a segunda...

Respecto a lo de Gutmann, 52 años y 8 finales europeas perdidas creo que son suficientes como para que alguien del Benfica vaya hasta su tumba y le pida perdón en nombre del club. De lo contrario parece que se pueden ir mentalizando de que les quedan al menos 48 años más de sequía en Europa jejeje.

Gracias por tu comentario Rubén, ¡un abrazo!

Anónimo dijo...

El Benfica le ha dedicado una estatua de bronce de 2 metros junto a su estadio para intentar romper el maleficio pero se ve que para el señor Bela Gutmann no ha sido suficiente...

http://geracaobenfica.blogspot.com.es/2014/03/bela-guttmann-de-volta-catedral.html

Ismael dijo...

Habrá que esperar a que el Benfica llegue a una nueva final para comprobar si Guttman sigue en sus trece o se apiada de los lisboetas.
Gracias por la información, no la conocía.
¡Un saludo!