miércoles, 10 de septiembre de 2014

Un buen ejemplo de (auto)promoción literaria: Javier Cosnava

Hace un par de semanas, en mi habitual repaso por las cuentas literarias que sigo en Twitter (editoriales, autores, librerías, blogs literarios...), descubrí una promoción de libros que me llamó la atención: dos libros gratis del escritor Javier Cosnava.

Es habitual encontrar ofertas en webs y redes sociales cuyo objetivo es visibilizar al escritor de turno. Dichas iniciativas son muy loables, pero la mayoría carecen de un sentido práctico: los lectores potenciales del autor en cuestión descargan el libro ofertado, lo leen (o no), pero sólo un mínimo porcentaje volverán a leer algo de ese autor. En mi opinión, una buena idea para darse a conocer pero cuyos resultados a medio y largo plazo son, en la mayoría de los casos, discretos.

El matiz incluido por Cosnava merece una mención aparte. Cuando un autor conoce la calidad de aquello que ofrece y aporta un valor añadido a su promoción, las posibilidades de éxito aumentan de forma exponencial.
El catalán Javier Cosnava es un especialista en sagas. Ha publicado numerosos libros (tanto en formato digital como en papel) y tiene una filosofía muy concreta respecto a sus lectores y la difusión de su obra: cada semana dos días gratis algún libro. Del mismo modo, ofrece sus sagas en formato digital a precios bastante asequibles. En la web del autor podemos leer que Javier Cosnava está lanzando una serie de sagas literarias a precios módicos (0.89 euros la mayoría de los libros, 2.68 los de tamaño especial o especialmente difíciles de escribir). Se trata de sagas políciacas, históricas, románticas, de terror… diversos géneros y propuestas para todo tipo de lectores.

En 2009 publicó su primera novela, Adolf Hitler y los demonios de la mente, primer volumen de una tetralogía titulada El joven Hitler, serie donde el autor pretende abarcar los 30 primeros años de vida del monstruo. El segundo volumen de la saga, titulado Hitler adolescente (1889-1903) también está disponible y quedan pendientes de publicación (el autor tiene previsto tenerlos listos para 2015 y 2016) los dos volúmenes restantes de la saga, titulados Hitler, vagabundo y soldado en la Gran Guerra (1904-1918) y Hitler y el nacimiento del partido nazi (1918-1923).

Hace un par de semanas, Cosnava decidió ofrecer de forma gratuita los dos libros publicados de esta serie. Vi la promoción en Twitter, me llamó la atención y decidí descargarlos y leerlos. La idea me pareció muy buena desde el principio; el autor ofrece libros que escribió hace ya algunos años, siendo consciente de su calidad. A diferencia de las ofertas de libros sueltos que ponen en marcha otros escritores, en este caso nos encontramos con un regalo doble y de calidad.

Casi me atrevería a apostar que el resultado será mejor que el de otras promociones porque muchos lectores descubrirán al autor y porque la historia está bien contada, bien escrita y engancha. Una promoción así provoca la revitalización de una obra cuya vida útil del periodo de estreno ya pasó, consiguiendo que se posicione de nuevo de cara a la publicación del resto de la saga. Es más, creo que el número de descargas de pago de los libros de Cosnava serán superiores a las que se hubieran logrado sin lanzar el espléndido gancho que suponen los dos primeros libros de la saga hitleriana.
En mi caso, he leído con mucho interés los dos volúmenes promocionados y he decidido que pagaré por hacerme con los dos libros que completarán la serie. Cosnava novela con amenidad (permitiéndose numerosas licencias; que nadie busque un ensayo histórico riguroso y repleto de datos) el germen del monstruo, tratando de explicar a través de las vivencias de su infancia y adolescencia cómo Hitler fue dejando de ser humano para convertirse en el engendro que fue. Me ha resultado especialmente interesante el retrato que el autor hace de Alois, padre del joven Adolf, en el primer libro. Un ascendente que ayuda a entender de dónde surgió aquella personalidad enferma que llevó a la especie humana al borde del abismo.

Soy partidario de defender las buenas iniciativas literarias y la de Javier Cosnava lo es. Creo que debemos apoyar a aquellos autores que se preocupan de promocionar su trabajo y de que llegue al mayor número de lectores, echándole imaginación y buen hacer.

He leído los dos volúmenes publicados de la saga y leeré el resto cuando sean publicados. El formato digital permite llegar a obras y autores que de otra forma sería más complicado descubrir. El debate entre lectura en papel y en formato digital no tiene vencedores ni vencidos en mi caso; alterno ambos formatos sin problemas. Me encantan los libros en papel y siempre serán mi debilidad, pero no puedo negar que el digital me permite acceder a libros difíciles de encontrar, bien porque solo han sido publicados en dicho formato o porque fueron en su día publicados en papel y ya están descatalogados.

Pero ese (papel vs. digital) es otro debate...

4 comentarios:

Cosnava dijo...

Gracias por tus palabras. Te mando un fuerte abrazo :)

Ismael dijo...

No hay de qué, Javier. Esperaré con interés la publicación del resto de la saga y es muy posible que pronto me ponga con alguna otra.
Un abrazo.

traduci2 dijo...

YO lo acabo de descubrir y me ha encantado el primero. Empecé a leerlo porque como nunca me ha gustado la historia, necesitaba ponerme al día. Aunque novelado, ha hecho que me interese un poco más el tema. Enhorabuena!

Ismael dijo...

Cosnava acaba de poner en pre-venta la tercera parte de la saga. Estoy de acuerdo contigo; estos libros pueden acercar la Historia a quienes no buscan sesudos (y a menudo aburridos) ensayos.
Gracias por tu comentario, un saludo.