miércoles, 7 de enero de 2015

"Cabotaje", Marisol Torres Galán

Cabotaje es un libro de relatos que navega desde la infancia, pasando por la adolescencia, la madurez y la vejez del ser humano, como un tráfico entre puertos soñados, navegando en derrota de cabo a cabo.
Marisol Torres nos propone, a través de los veintitrés relatos que componen Cabotaje, un desembarco en todas las edades del ser humano, desde la inocencia y surrealismo de la infancia y la adolescencia, a la sensualidad y los sueños alcanzados con la yema de los dedos de la madurez, hasta el puerto apenas avistado del final de la vida.
Un transporte espacio-temporal de edades, vivencias, sueños, deseos y ausencias. Una navegación costera por la vida que lleva al lector al reverso de lo soñado.
Cabotaje
Marisol Torres Galán (2014)
Editorial Baile del Sol
Cabotaje es una de las obras finalistas de la primera edición del Premio Guillermo de Baskerville organizado por la web Libros Prohibidos.

Hay libros que sin saber bien por qué, uno empieza a leer con una idea preconcebida sobre su posible contenido. Esa sensación es la que tuve cuando afronté la lectura de Cabotaje. Pensé que se trataría del típico libro de relatos escrito para niños, cuentos infantiles con moralejas fáciles de asimilar por los más pequeños. Nada más lejos de la realidad. Primera sorpresa.

Los relatos que componen el libro de Marisol Torres Galán nos conducen a través de las diferentes etapas de la vida, desde la niñez y la adolescencia hasta la edad adulta, madurez y vejez. La carga de profundidad del mensaje que la autora busca transmitir en cada texto, así como el uso del lenguaje adaptado a la edad de los protagonistas, evidencian un amplio catálogo de recursos narrativos.

Pese a que en principio cada relato es independiente del resto, conforme avanza la lectura descubrimos que los personajes repiten protagonismo y ponen de manifiesto la evolución sufrida desde su niñez, a menudo marcada por hechos traumáticos. Segunda sorpresa.

La calidad de los relatos es, en mi opinión, irregular. Me quedo con aquellos que impactan, que golpean sin esperarlo, como De princesas y dragones, Nácar sobre mármol, Uñas azul añil o Uña y mugre. Historias cotidianas que reflejan el paso de la infancia a la adolescencia y de ahí a una madurez donde queda demostrado que lo vivido en la niñez influye (y mucho) en el desarrollo de los protagonistas.

Marisol Torres no concede tregua a sentimentalismos baratos; su prosa es dura, directa, de ahí mi comentario inicial: mi idea preconcebida era infundada, nada más lejos de los cuentos infantiles... Algunos lectores agradecerán los giros que utiliza la autora, mientras que a otros podría chocarles la dureza de algunas de las historias que componen la obra.

Echando mano al diccionario de la RAE, leemos que Cabotaje es la navegación o tráfico que hacen los buques entre los puertos de su nación sin perder de vista la costa, o sea siguiendo derrota de cabo a cabo. Marisol Torres nos muestra el trayecto que los protagonistas recorren de puerto a puerto (infancia, adolescencia, madurez, vejez), un viaje en el que las experiencias vitales de cada etapa marcan la evolución que lleva a la siguiente.

Cabotaje es una antología de relatos correcta, una lectura que invita a la reflexión y que deja un poso en el lector debido al realismo de las situaciones cotidianas, sentimentales algunas y amargas la mayoría. Un efecto, sin duda, perseguido por la autora.

2 comentarios:

Marisa G. dijo...

Leí hace unos días una reseña sobre este libro. A mí los relatos me gustan mucho especialmente, como es el caso, si aportan algo más que una simple historia. Besos.

Ismael dijo...

Es interesante comprobar cómo la evolución de un personaje queda marcada en muchos casos por las experiencias de la infancia. Real como la vida misma :)

Gracias por tu comentario, un saludo.