miércoles, 25 de febrero de 2015

Literágora: charla sobre crítica literaria

El pasado viernes tuvo lugar la primera charla de Literágora, organizada por Triskel Ediciones y celebrada en LaSedede.

Estaba dedicada a la crítica literaria y los organizadores me invitaron a participar como ponente, junto a Diana P. Morales y Fernando Sánchez. El objetivo era abordar el tema desde varios puntos de vista: el de una revista literaria (Diana es la directora de Buk Magazín), el de un blog (Fernando administra Libros en el petate y yo este mismo) y el de un programa de radio (por mi colaboración con COPE Utrera).

La charla resultó muy interesante. Se tocaron temas espinosos como la situación actual de la crítica literaria (¿trivializada o democratizada?), las diferencias entre gusto y crítica, la función de esta última (¿educar el gusto o solo informar?) o las presiones (¿las hay?) que editoriales y autores autopublicados ejercen para obtener buenas críticas. También hubo tiempo de contar algunas anécdotas vividas en primera persona por los ponentes.
Después de la charla tuvimos la oportunidad de conversar un buen rato con los asistentes. Entre ellos estaba el escritor Pablo Felder, autor de la obra ganadora del Premio Guillermo de Baskerville, El rey tras el cristal oscuro. Había leído y reseñado (aquí) el libro de Pablo, pero no lo conocía personalmente. Estuvimos charlando cómo no de libros, de editoriales, del proceso creativo de su novela y de otros temas referentes al sector.

También pude hablar un rato con los otros ponentes (a Fernando lo conozco bien, a Diana no la conocía), con Rafael, editor de Triskel, y con el resto de asistentes.

Gracias a Triskel Ediciones y a La Sedede por la organización de la charla así como a todos los asistentes, por su atención y por el buen rato de charla posterior. Me parece un acierto la celebración de este tipo de eventos y espero poder acudir a próximas convocatorias.

1 comentario:

Víctor L. Briones Antón dijo...

Una iniciativa muy buena. Me lo pasé muy bien y la charla posterior también fue muy productiva.