martes, 16 de agosto de 2016

De vuelta

El viernes 29 de julio salí de trabajar a las 23 horas. Estaba cansado, pero con unas ganas tremendas de irme de vacaciones. A la mañana siguiente mi mujer y yo teníamos un largo y esperado viaje por delante.

Dos semanas después, toca volver. He disfrutado mucho y en los próximos días escribiré sobre ello; he visitado lugares increíbles y lo mejor de todo, en muy buena compañía. Ahora es tiempo de volver al trabajo y retomar proyectos pendientes.

Hull, Beverley, Robin Hood´s Bay, Whitby, Lincoln, Liverpool, Chester... han sido los lugares que he tenido la oportunidad de visitar en esta ocasión. Inglaterra me parece un país fascinante y bastante desconocido más allá de las grandes ciudades. Paisajes y pueblos muy recomendables en los que he podido conocer parte de su historia a través de sus monumentos y también, cómo no, gracias a sus librerías... y pubs.

Dejar Sevilla en pleno verano rozando los 40 grados de temperatura y aterrizar en Leeds horas después con 12 no tiene precio, creedme. Desde el sábado 30 de julio hasta el martes 9 de agosto he descansado, paseado, viajado, escrito, leído, comido, bebido y disfrutado acompañado de mi mujer, mis padres y mi hermano. Han sido unos días muy bien aprovechados y en las próximas semanas intentaré escribir sobre ello, en especial de algunos lugares que merecen ser visitados y de algunas situaciones que merecen ser contadas.

Respecto a los proyectos pendientes, agosto es un mes propicio para madurarlos. El final del verano se acerca (temperaturas aparte, es una época del año que nunca me ha gustado) y con él un otoño que espero que sea muy productivo en todo lo relacionado con la radio y los libros.

Viajar produce un efecto reparador en la mente y en el cuerpo, no me cabe duda. Cada día me cuesta más volver, pero siempre hay motivos para seguir buscando los cambios necesarios que permitan desterrar las cosas que uno no quiere en su vida. Ese es el camino y habrá que recorrerlo.

No hay comentarios: