martes, 18 de octubre de 2016

'Lo poco que sé del misterio', R.R. López

R.R. López (2015)
Ediciones Publicalibro

Mi lado friki me lleva a leer a menudo ensayos sobre todo tipo de fenómenos extraños: enigmas históricos, presuntos fenómenos paranormales, Ovnis… Es difícil encontrar libros de esa temática que cumplan con los estándares mínimos de rigor exigibles, pero haberlos, haylos. En los temas de misterio es importante separar el grano de la paja y conocer las pretensiones del autor del ensayo de turno ayuda a discernir entre investigaciones exhaustivas, investigaciones chapuceras y simple curiosidad.

El libro de Rafael Robles López (R.R., por aquello de hacer un guiño a escritores de éxito como J.R.R. Tolkien o George R.R. Martin) podría encuadrarse, yo al menos así lo entiendo, en el último grupo. Lo poco que sé del misterio es un libro inclasificable, como su propio autor reconoce, una mezcla de ensayo, investigación (con reservas), humor y libro de viajes. Contiene una recopilación de artículos publicados en la web del cordobés entre el 10 de marzo de 2014 y el 1 de diciembre de ese mismo año.

Conocí personalmente a Rafael en la pasada Feria del Libro de Sevilla y tuve la oportunidad de charlar un rato con él de algunos de los temas que aborda en su obra. En ese momento aún no había leído Lo poco que sé del misterio (me hice con un ejemplar ese mismo día), pero aquella conversación me sirvió para confirmar el genuino interés que tiene por el misterio (su actitud podría definirse como de sano escepticismo ante estos temas) y para conocer de primera mano su particular sentido del humor, algo que se ve reflejado de forma evidente en las páginas del libro.

Una despedida de soltero sirve de excusa al autor para viajar a Transilvania tras los pasos de Drácula; ese es el delirante comienzo de una serie de experiencias que López narra haciendo uso de una prosa sencilla, directa y efectiva. Sabe qué quiere contar y lo transmite sin adornos, más allá (insisto) de su singular sentido del humor. Es difícil no mantener una sonrisa en los labios durante la lectura.

Aléjense de este libro aquellos que busquen una investigación exhaustiva de los temas tratados. Me parece osado utilizar el término investigación para calificar esta obra. El propio autor huye de cualquier pretensión en este sentido, afirmando que su aproximación a esos temas siempre se ha limitado a curiosear en ellos, como un hobby más.

Por las más de trescientas páginas que conforman el libro desfilan personajes y fenómenos extraños nacionales e internacionales: calle San Luis, Casa de la Loca, Casa Rosa, Restaurante Viandas y Sanatorio de los Muertos (todos en Sevilla, capital o provincia), caras de Bélmez, ECM (Experiencias Cercanas a la Muerte), misterios de Edimburgo y Lago Ness (Escocia), Transcomunicación Instrumental, poltergeist, misterios de Irlanda, precognición… Un menú bastante completo en el que R.R. López narra sus experiencias y las adereza con un sentido del humor poco frecuente en este tipo de obras.

Incluye un buen número de imágenes, algunas de las cuales pueden sorprender al lector. López aclara que creó los artículos para ser publicados en su web y lamenta la poca calidad de las fotografías en el formato papel. Del mismo modo, en dicho formato no se puede acceder a los numerosos enlaces a páginas de internet que facilita para completar la información. La solución que plantea el autor es simple: crear una sección en su blog con el índice de capítulos y acceso a las fotografías (con buena resolución), vídeos y audios.

En el prefacio y en el primer capítulo del libro, López cuenta las motivaciones que le han llevado a escribir la obra, mientras que reserva un apartado final en el que ofrece varias opciones para quien esté interesado en contactar con él.

Lo poco que sé del misterio es el tercer libro de R.R. López, tras Historias que no contaría a mi madre (Zócalo, 2004; reeditado en Amazon en 2013) e Imposible pero incierto (2013). Una lectura ligera y amena, recomendable para aficionados al misterio que busquen algo diferente. Un ensayo rebosante de humor en el que el autor se limita a enumerar casos y experiencias personales, sin profundizar en su estudio.

4 comentarios:

R. R. López dijo...

Muchísimas gracias por la reseña Ismael.
Me alegro de que te haya resultado ameno el libro.
¡Un saludo!

Ismael dijo...

No hay de qué, Rafael. Te deseo mucha suerte para futuros proyectos.
¡Un saludo!

Fesaro dijo...

Original y misterio de andar por casa, lejos de publicaciones farragosas.

Ismael dijo...

Cierto. Estoy habituado a leer ensayos sobre estos temas y el de Rafael es original debido a ese humor tan característico del que hace gala.

Para lectores más curtidos en estos temas puede quedarse corto, ya que los trata de forma bastante superficial, pero por este mismo motivo es ideal para aficionados al misterio que busquen un texto que no entre en profundidad en el estudio de los casos.