lunes, 27 de abril de 2020

Poesía (des)confinada (VIII)

Dicen que las señales están ahí para el que sepa verlas. Cuántas veces mi yo real, no el que sigue el camino de baldosas amarillas, me ha pedido bajar del tren y buscar posada, consciente de la existencia de un destino que no es tal y que he dejado escapar en tantas ocasiones. Tiene razón José Corredor-Matheos. En el tren, no voy: viene el paisaje a mí. Y no suele gustarme lo que viene.

En el tren, tú no vas:


Sin ruido (pág. 89)
José Corredor-Matheos (Tusquets, 2013)

No hay comentarios: